Chile inaugura la primera planta de energía termosolar en Sudamérica

El pasado martes 8 de junio fue inaugurada Cerro Dominador, la primera planta de energía termosolar ubicada en pleno desierto de Atacama, una zona con uno de los mayores niveles de radiación solar del mundo. Más detalles a continuación.

Planta Termosolar
Planta termosolar Cerro Dominador. Fuente: www.cerrodominador.com

El complejo solar logró su funcionamiento luego de la sincronización gradual con el Sistema Eléctrico Nacional. La planta que combina una unidad fotovoltaica y solar térmica, genera energía 100% limpia las 24 horas del día.

A diferencia de las tradicionales plantas solares fotovoltaicas o eólicas, esta planta de energía termosolar que cuenta con 1.000 hectáreas de extensión, utiliza tecnología que permite almacenar el calor del Sol, para generar electricidad durante horas, incluso por la noche.

La central llamada "Cerro Dominador" consta de un sistema fotovoltaico de 100 MW, en funcionamiento desde 2017, y de un innovador sistema solar térmico, con 110 MW de potencia instalada, pionero en la región.

Cerro Dominador suministrará energía verde a la red eléctrica abasteciendo a más de 380 mil hogares con energía 100% renovable durante las 24 horas del día.

Ambos elementos generarán conjuntamente una capacidad total de 210 MW y suministrarán energía verde a la red eléctrica chilena abasteciendo a miles de hogares durante todo el día, logrando evitar además la emisión de 640.000 toneladas de CO2 al año -lo que equivale a la circulación de 135.000 vehículos al año (más que los automóviles que existen en esta región de Antofagasta)-, "buscando así fortalecer la industria energética, para acelerar la descarbonización y crear un futuro más amigable con el medioambiente”. afirmó el presidente chileno, Sebastián Piñera durante la inauguración. Además agregó: "Es una planta que está en la frontera del conocimiento y la tecnología. No hay ninguna planta que tenga una mejor tecnología que esta".

La planta cuenta con cerca de 10.600 heliostatos o conjunto de espejos, de 140 metros cuadrados de superficie reflectante y tres toneladas de peso cada uno, que siguen la trayectoria del Sol con movimiento en dos ejes, reflejando y direccionando la radiación solar hacia el receptor, por el cual circulan sales fundidas a una temperatura de 560°C, transfiriendo el calor a un circuito que impulsa una turbina de vapor, para generar energía eléctrica.

youtube video id=F8oL9-zDP0s

"Las sales fundidas pueden almacenarse por hasta 17 horas y media, lo que permite que el sistema siga funcionando incluso sin luz solar directa y haya una producción fiable de electricidad 24 horas al día", explicó el CEO del proyecto, Fernando González.

Además cuenta con 392.000 paneles solares y una torre central de 250 metros donde está instalado el receptor de calor y al que apuntarán los miles de heliostatos. Esta torre es la segunda construcción más alta de Chile, y una de los más altas del continente.

Datos de su construcción y financiamiento

Es importante mencionar que en la fabricación de los espejos, o heliostatos, trabajaron más de 200 mujeres de la misma zona, muchas de ellas dueñas de casa capacitadas y preparadas para esta tarea.

La implementación del complejo solar tuvo una inversión total de 1.300 millones de dólares y contó con el financiamiento de la Unión Europea y del Banco de Desarrollo Alemán KFW, entre otros.

Sus principales constructores fueron el Consorcio español Acciona y Abengoa, siendo propiedad de una compañía del mismo nombre -Cerro Dominador-, perteneciente a la firma de fondos de inversión estadounidense EIG Global Energy.

Estos avances pioneros en Sudamérica en términos de energías limpias, pueden ser tomados como un precedente, teniendo en cuenta que la próxima cumbre del clima COP26 -que se celebrará en noviembre en Glasgow, Escocia- se enfocará en la importancia de poner fin a la era de la carbonización sustituyéndola por energía renovable, en vías de limitar el calentamiento global a 1,5 °C.

Videos destacados