meteored.cl

Graves Inundaciones sin precedentes en el parque Yellowstone de EE.UU.

El parque más antiguo del mundo ya vive los efectos del cambio climático, teniendo que desalojar a residentes y visitantes por los desbordamientos del río Yellowstone y sus afluentes, a causa de las lluvias extremas y el rápido deshielo.

casa destruida por inundación
Casa destruida en Rock Creek después de que las inundaciones arrasaran una carretera y un puente en Red Lodge, Montana el miércoles 15 de junio de 2022. Crédito: David Goldman

A pocos días de celebrar su aniversario número 150, Yellowstone, uno de los parques nacionales más importantes de Estados Unidos —seguramente los de la generación ochentera lo recuerdan como el hogar del conocido oso Yogui—, sufrió un lamentable episodio climático que llevó a su cierre por la gravedad de sus consecuencias.

Las intensas lluvias sin registros históricos y un rápido derretimiento de la nieve durante los últimos días, provocaron la crecida y desborde del río Yellowstone y sus afluentes, desencadenando graves inundaciones y deslizamiento de rocas, destruyendo puentes y arrasando tramos enteros de carreteras. Las comunidades cercanas quedaron anegadas, aisladas y cientos de casas se inundaron y otras se destruyeron.

Este gran desastre llevó al cierre inmediato del parque, a pocos días de comenzar la temporada alta de turismo y la celebración de su aniversario.

Yellowstone en grave peligro

Los guardabosques del parque advirtieron de las condiciones extremadamente peligrosas que estaban ocurriendo, al percatarse de que el río estaba embravecido y las lluvias torrenciales no disminuían.

Ante eso, cerca de 10.000 visitantes que se encontraban en el Parque Nacional de Yellowstone se vieron obligados a evacuar, sin registrar lesionados de gravedad ni muertes, como resultado de esta catástrofe.

“Debido a las inundaciones récord en el parque y precipitaciones, hemos tomado la decisión de cerrar Yellowstone a todas las visitas. Nuestra primera prioridad ha sido evacuar la sección norte del parque donde tenemos múltiples fallas en carreteras y puentes, deslizamientos de tierra y otros problemas”, dijo el superintendente de Yellowstone, Cam Sholly.

Si bien, la parte sur del parque no sufrió las mismas consecuencias y volverá a recibir visitantes a partir de esta semana, se espera que en el tramo norte, los niveles de agua disminuyan para poder evaluar los daños totales.

Inundaciones sin precedentes

Debido a las inundaciones devastadoras en el río Yellowstone, el Servicio Geológico de EE. UU. (USGS) continúa midiendo el caudal y monitoreando los medidores de corriente.

Estos datos son esenciales para calcular el flujo aguas abajo y para predecir las probabilidades de eventos futuros. Los datos de flujo de corriente se han recopilado durante aproximadamente 100 años en tres medidores de flujo.

"El caudal máximo fue superior al 0,2% (o 1 en 500 años) de nivel de inundación" en Corwin Springs y en Livingston. Más al sur, "el río Yellowstone en Billings estaba entre el 1 % (o 1 en 100 años) y el 0,2 % (1 en 500 años) de inundación", dijo la hidróloga Katherine Chase del USGS, en un comunicado.

Sin embargo, Chase dijo que, "si bien estas inundaciones a menudo se denominan mayores que un evento de 1 en 500 años, existe la misma probabilidad de que vuelvan a ocurrir".

Los científicos han podido demostrar que el cambio climático está aumentando la frecuencia con la que ocurren los eventos climáticos extremos, y se espera que aumente en una medida que la temperatura se incremente en el planeta.

En solo tres días, el parque de Yellowstone recibió entre dos y tres veces las lluvias normales de todo el mes de junio, y hasta hoy ya han superado el 400% del promedio en el noroeste de Wyoming y el sur de Montana, según el Servicio Meteorológico Nacional de las Estados Unidos.