Impactantes tormentas severas en la región central de Argentina

Tormentas severas con granizo, ráfagas de viento muy violentas, y una tempestad de polvo que no tiene nada que envidiar a las creadas por Hollywood, cobraron protagonismo en las provincias del centro de Argentina este viernes 18. Estos son algunos de los videos más increíbles.

Viento en La Pampa
Avance del frente frío del 18 de diciembre del 2020, en la provincia de La Pampa, con ráfagas de 130 km/h generando una tempestad de polvo. Imagen: redes sociales.

Desde la tarde del viernes 18 de diciembre, un importante frente frío comenzó a avanzar hacia el noreste atravesando la franja central de Argentina. A su paso se encontró con características ambientales muy diferentes, una masa de aire calurosa y húmeda se encontraba instalada y a la espera de ser desplazada por este fuerte sistema frontal.

Está claro que frente a esta situación meteorológica el desarrollo de tormentas fuertes demoraría mucho. Primero se dieron algunas aisladas pero localmente fuertes, luego las más organizadas se tornaron peligrosas, dejando fenómenos como: granizo, actividad eléctrica importante, lluvias fuertes, ráfagas de viento superiores a los 130km/h, que fueron las generadoras de lo más destacado de la tarde: una tempestad de polvo que dejó consecuencias con una repentina reducción de visibilidad.

Todas las zonas afectadas por estos fenómenos, se encontraban bajo alerta meteorológica por tormentas y ráfagas fuertes, por parte del Servicio Meteorológico Nacional (SMN).

Tempestad de polvo

Se combinaron dos factores para lograr las impactantes imágenes (que parecen “cinematográficas” pero son reales), y se viralizaron en las redes sociales, mostrando una pared de nubes polvorienta. Por un lado la grave sequía en la zona, durante largos meses con déficit de precipitaciones marcado por un fenómeno de La Niña que sigue activo; y por el otro lado el frente de ráfagas asociado a las tormentas.

Con vientos superiores a los 100km/h se elevó una pared de tierra y polvo de una altura considerable al borde de las carreteras 4 y 5 en la provincia argentina de La Pampa, afectando las localidades de: Gral. Pico, Ingeniero Luiggi, Trenel, Uriburu y Metileo y también en Justo Daracta y Villa Mercedes, provincia de San Luis. Cuando cerca de las 17:00 h, el día se hizo noche, con el cielo totalmente cubierto y visibilidad sumamente reducida por acción del polvo levantado por el viento.

La fuerza del viento

Las fuertes ráfagas de viento se extendieron por más de media hora y afectaron a distintas localidades de la provincia de La Pampa, en General Pico y los alrededores de Santa Rosa se registraron ráfagas de 130km/h dejando un escenario “apocalíptico” con parte de la ruta 5 y 35 cortadas.

Techos de viviendas y galpones arrancados, árboles removidos de raíz (varios derribados sobre casas y automóviles que resultaron dañados), carteles y postes de cableado caídos, que dejaron sin energía eléctrica, teléfono e internet, a una gran parte de la provincia.

En Santa Rosa el viento también derribó decenas de puestos preparados para una feria tradicional feria navideña local, que se inauguraba ese mismo día. Las provincias más afectadas por el temporal fueron (hasta el momento), norte de Mendoza, San Luis, San Juan, La Pampa, Córdoba y parte de Buenos Aires.

Las tormentas en Córdoba

En Rio Cuarto (provincia de Córdoba), cerca de las 17:30 h el día se hizo noche, se registraron tormentas severas con actividad eléctrica de frecuencia destacada, y ráfagas de viento de hasta 140 km/h.

Con el paso de frente frío se dieron lluvias importantes, y la temperatura en plena tarde pasó de los calurosos 33°C a 13°C en menos de media hora, según datos del SMN. En Villa Carlos Paz se registraron tormentas con importante caída de granizo. El fenómeno también se registró pasadas las 21:30 h en la Capital cordobesa y en el centro de la provincia.

Lamentablemente el temporal dejó el saldo de al menos (y hasta la madrugada de sábado) una mujer herida con un golpe en la cabeza por la caída de una rama en San Javier, voladura de techos, zonas anegadas en distintos sectores, e inconvenientes con el servicio de luz.