meteored.cl

¡Increíble! Desarrollan paneles solares que también funcionan de noche

Investigadores, de la Universidad Stanford, han publicado un estudio sobre el desarrollo de una célula fotovoltaica, que capta energía tanto de día cuanto de noche, evitando así el uso de baterías. Descubre más a continuación.

célula fotovoltaica; panel solar
El dispositivo utiliza la pérdida de calor de la Tierra hacia el espacio, que es de la misma orden de magnitud que la energía que recebemos del Sol.

Los paneles o módulos fotovoltaicos nos entregan energía durante el día, pero se hace necesario almacenarla para un uso posterior, como por ejemplo, durante la noche. En la ausencia de Sol, los módulos fotovoltaicos irradian y pierden calor hacia la atmósfera, alcanzando temperaturas algunos grados inferiores a la temperatura ambiente.

El dispositivo desarrollado por los investigadores de la Universidad Stanford utiliza un módulo termoeléctrico para generar tensión y corriente eléctrica, a partir del gradiente de temperatura entre el panel solar y el aire que lo rodea. Este proceso depende de la concepción térmica del sistema, que incluye un lado caliente y otro frío.

"Se pretende que el termoeléctrico tenga un muy buen contacto tanto con el lado frío, que es la célula solar, como con el lado caliente, que es el ambiente", dijo el autor del estudio, Sid Assawaworrarit. "Si esto no ocurre, no será posible obtener mucha energía a través de este mecanismo".

Nueva forma de generar energía

La instalación no es cara, y en un principio podría ser incorporada en los paneles solares existente. Es, también, simple, por lo que su construcción, en locales remotos y con recursos limitados, es viable.

"Lo que logramos hacer aquí fue construir todo a partir de componente listos, teniendo un muy buen contacto térmico, siendo lo más costoso en la instalación la propia termoeléctrica", dijo uno de los autores, Zunaid Omair.

La utilización de electricidad para iluminación durante la noche necesita de algunos watts de potencia. El dispositivo desarrollado genera 50 miliwatts por metro cuadrado, lo que significa que la iluminación exigiría alrededor de 20 metros cuadrados de área fotovoltaica.

"Ninguno de estos componentes fue específicamente concebido para esta finalidad", dice el autor Shanhui Fan. "Por lo tanto, creo que hay espacio para mejorías, en el sentido en que si cada uno de estos componentes fuese diseñado realmente para nuestro propósito, pienso que su desempeño podría ser mejor".

El grupo pretende optimizar el aislamiento térmico y los componentes termoeléctricos del aparato. Pretenden también explorar mejoras en la ingeniería del propio módulo fotovoltaico para mejorar el desempeño del enfriamiento radiativo sin influenciar en su capacidad de captación de energía solar.