meteored.cl

Clima extremo en Chile: de déficit a superávit de lluvias ¡en un día!

El saldo que nos dejan estas lluvias es más que favorable. Sin embargo, en los próximos días no se prevén más lluvias importantes hacia la zona central del país. Chile ha sido tomado por los extremos climáticos; esta es nuestra nueva realidad, ¿nos acostumbraremos?

Precipitaciones extremas en Chile
La nueva normalidad climática en Chile está haciendo con que los eventos atmosféricos extremos sean más frecuentes.

27,4 mm en la Dirección Meteorológica (DMC; Quinta Normal), 17,1 mm en el aeropuerto de Pudahuel y 34,8 mm en el aeródromo de Tobalaba sumaron las precipitaciones registradas durante el rápido paso de este primer sistema frontal 'de verdad' que alcanzó a cubrir la zona central de Chile por completo. Una lluvia que no veíamos hacía mucho tiempo y, que a pesar de los montos, nos dejó con gusto a poco.

Pero no sólo en la Región Metropolitana se registraron valores por sobre el promedio mensual esperado. La lluvia se dejó caer abundantemente en toda la zona central de Chile durante el día de ayer. Por pocas horas, quedamos sin nada que enviarle al sur de Chile, que se ha acaparado en las últimas semanas las grandes precipitaciones del país.

Lluvias acumuladas
Distribución de las precipitaciones entre las 06:00 h del 26 de abril y 07:00 h del 27 de abril de 2022, luego del paso del rápido e intenso sistema frontal por el centro de Chile.

Como muestra la distribución de datos de lluvia acumulada en el Visualizador Meteorológico (VisMet) del (CR)2, los mayores volúmenes de precipitación se concentraron entre el Ñuble y la región de Valparaíso, siendo los sectores más elevados de la cordillera de la costa y de Los Andes los más favorecidos con las precipitaciones, que superaron en algunos de estos sectores los 50 mm —y con creces— en las últimas 24 horas.

En el valle central, las lluvias acumularon entre 15 a 30 mm en las diferentes estaciones. Talca acumuló más de 15 mm en 4 horas de lluvia intensa durante la tarde del día de ayer. La estación de Quinta Normal, de la DMC, registró dos máximos, el primero acumulando cerca de 20 mm en 5 horas entre la tarde noche y un segundo que acumuló poco más de 6 mm durante la madrugada.

En la costa se acumularon cerca de 17 mm, en poco más de 3 horas, en el sector de Pichilemu, mientras que en el litoral de Viña del Mar, las precipitaciones llegaron a sumar 26 mm en el mismo periodo de tiempo. Las precipitaciones se concentraron en el centro norte durante la tarde.

El centro sur tuvo los acumulados más altos durante la mañana. Chillán llego presentar intensidades de casi 20 mm/h de precipitaciones, acumulando durante la jornada 37 mm de lluvia sobre la ciudad.

La cordillera del Maule fue la que más precipitaciones recibió durante el paso de este sistema frontal. Con acumulados de más de 100 mm, la estación de la Dirección General de Aguas (DGA), en el embalse Bullileo, se colocó en la primera posición. Las estaciones en el Río Maule, en Armerillo y del Río Claro, en San Carlos, también de la DGA, acumularon más de 70 mm en el día de ayer.

Eventos atmosféricos extremos en Chile: ¿la nueva normalidad?

En 24 horas, y con tan sólo un sistema frontal, la zona central de Chile pasó del déficit de precipitaciones a una condición de superávit. Hasta la mañana del día 26, las estaciones de la Dirección Meteorológica de Chile presentaban en déficit que alcanzaba más del 90% en Santiago, 89% en Valparaíso y 14% en Chillán.

Con las precipitaciones recibidas en este corto espacio de tiempo, las estaciones de Santiago alcanzaron entre 35 a 60% de superávit de lluvias a la fecha (27 de abril), mientras que en Valparaíso esta cifra llegó casi al 30% y en Chillán a casi 10%.

Sin embargo, por más que esta condición nos deje llenos de entusiasmo, no nos da la seguridad de que vuelva a repetirse en el corto a mediano plazo, y más aún considerando las predicciones de que La niña permanecerá durante este invierno.

Si bien estamos con un saldo positivo, debemos mantener el cuidado con el recurso agua. Un evento de lluvia no mejorará del todo la condición de escasez hídrica que vive el país, por lo que debemos continuar siendo precavidos en el uso del agua de todos los chilenos y chilenas.