meteored.cl

Cuarentena y las luces en los mares

Olas brillando en la oscuridad de un color azul neón, sorprenden ahora también por la cuarentena en algunas costas dónde este fenómeno no es tan habitual. Vean las espectaculares imágenes producto de la bioluminiscencia.

Bioluminiscencia
Olas bioluminiscentes cerca del muelle de Scripps, 24 de abril de 2020. Foto: Philipp Arndt.

Esta no es la primera ni la única vez que se observa bioluminiscencia en el agua, se trata de un fenómeno natural que deja un paisaje marítimo impresionante en distintas zonas del planeta. La noticia llega con las imágenes capturadas en las costas del Pacífico de México y Estados Unidos, en lugares donde no es tan frecuente ver olas que brillan en la oscuridad.

La bioluminiscencia se genera por pequeñas reacciones bioquímicas de algunos organismos que habitan en aguas ricas en nutrientes, el fenómeno se manifiesta en algunas zonas del planeta mucho más frecuentemente que en otros. Por ejemplo, desde mayo del 2018 que en las costas del pacifico en Tijuana y Playas de Rosarito no se percibía este fenómeno.

La ausencia de personas circulando en las playas ayuda a que estos organismos proliferen en las costas, dejando olas azules en el litoral del Pacífico y en otras zonas del mundo.

Los especialistas relacionan la aparición de este paisaje en playas céntricas (como en San Diego, California, Acapulco y Guerrero), con el aislamiento por la pandemia actual del COVID-19. Científicos aseguran que tres cuartas partes de los animales que habitan en el fondo del océano tienen la capacidad de producir luz, a pesar de eso este un hecho que no se registraba hace 60 años en algunas playas mexicanas.

¿Cómo se produce la bioluminiscencia?

Detrás de este espectáculo que parece de otro mundo, hay una explicación científica. La bioluminiscencia se da cuando organismos vivos dentro del agua del mar crean esta brillante luz, tras una serie de reacciones bioquímicas en las que interviene una enzima, la luciferasa. El oxígeno se encarga de oxidar el sustrato (una proteína llamada luciferina); la luciferasa entonces acelera la reacción y el adenosin trifosfato (ATP), transforma energía química en energía lumínica.

Bioluminiscencia
El color de la bioluminiscencia será diferente, dependiendo de especie. Varía en una gama de los azules y verdes.

El proceso de bioluminiscencia se da en distintos tipos de bacterias, gusanos, hongos, insectos, protistas unicelulares, celentéreos, cefalópodos, crustáceos, equinodermos, moluscos, peces y medusas. Además emiten esa señal luminosa con distintas finalidades: camuflaje en las profundidades marinas, atraer presas o defenderse de los depredadores iluminando para confundir a sus atacantes, comunicarse, encontrar pareja y ejecutar otras actividades vitales. Por ejemplo los calamares destellan luz para asustar a algunos peces depredadores, y así lograr escapar aprovechando el momento de desconcierto.

La “marea roja”

En particular, la bioluminiscencia de esa zona del pacífico ocurre por la concentración de microorganismos llamados Lingulodinium polyedra, explica el experto en este tema Michael Latz, científico del Instituto de Oceanografía de la Universidad de California en San Diego. Estos mismos organismos son los que ocasionan la llamada “marea roja”, la cual también se está presentando durante el día en las costas desde Baja California hasta Los Ángeles. Estos organismos producen un color café rojizo durante el día para protegerse de la radiación solar.

La marea roja que se ve de día es bioluminiscente en la noche, porque los dinoflagelados utilizan ese mecanismo de luz como un comportamiento para evitar depredadores. Así lo muestran varias imágenes cerca del muelle en Newport Beach a finales de abril. Las mareas rojas locales han sido estudiadas por los científicos desde principios del siglo XX. De hecho, un centro de investigación realiza un muestreo semanal de posibles toxinas de algas nocivas; también se recogen muestras de agua y se realiza análisis de plancton en California.

El cierre de playas y la activación del fenómeno

Se detectó plancton bioluminiscente que ilumina la costa mientras se agita con las olas frente a una estación de salvavidas vacía en Dockweiler State Beach, en Los Ángeles y hasta San Diego. Se viralizaron imágenes de la zona en donde un surfer sorteó olas con un espectacular brillo de neón.

Dentro de las medidas tomadas para evitar la propagación del COVID-19 en México, las autoridades determinaron cerrar sus playas en Acapulco y Guerrero. Esto favoreció que ocurriera el fenómeno de bioluminiscencia que llama tanto la atención cuando se agitan las aguas costeras. A pesar del cierre precautorio en las playas de la ciudad varias personas presentes en la costa fueron testigos del fenómeno, mientras la policía local les pedía para retirarse del lugar y dispersar la aglomeración.

Eventos anteriores de este tipo han durado desde una semana hasta un mes aproximadamente en esta zona del Pacífico, pero no se sabe hasta cuándo durará la marea roja y el fenómeno bioluminiscente actual.