meteored.cl

Impactante nivel de microplásticos es hallado en el Mar Mediterráneo

Casi 2 millones de piezas de microplásticos se encuentran en una capa delgada de tan sólo 1 metro cuadrado. Revisa más detalles relevantes en este artículo.

Personas recogiendo basura plástica en una playa
Los microplásticos pueden alojarse en el profundo y desconocido fondo marino, debido a las corrientes oceánicas profundas.

¿Sabías que más de 10 millones de toneladas de desechos plásticos llegan cada año a los océanos? El 1% de estos residuos corresponde a las bombillas y bolsas plásticas. Sin embargo, estaba la interrogante ¿dónde se encuentra el 99% restante? Una publicación en la Revista Science entrega respuestas concretas y alarmantes al respecto.

Investigadores de la Universidad de Manchester, Universidad de Bremen y la Universidad de Durham, formaron un equipo para demostrar la influencia de las corrientes de aguas profundas en el transporte de diminutos fragmentos plásticos en el fondo marino. Para ello, recolectaron diversas muestras de los sedimentos del fondo marino del Mar Tirreno (una zona del Mar Mediterráneo). Posteriormente, se combinaron con modelos de corrientes oceánicas profundas y un acucioso mapeo del fondo marino. Luego, vino el análisis en laboratorio mediante espectroscopía infrarroja.

Una de los hallazgos más relevantes es que estas corrientes son capaces de aglomerar, dentro de las grandes concentraciones de sedimentos, altos niveles de microplástico. A estas zonas las denominaron como “puntos críticos de microplásticos”. Llama la atención que estos materiales están compuestos, principalmente, por fibras textiles y prendas de vestir. Algo que lleva a pensar, de manera más consciente, en la compra compulsiva de ropa cada nueva estación del año.

Es preciso mencionar, que en el océano los microplásticos se instalan lentamente. También, son desplazados por avalanchas submarinas que se mueven hasta el fondo marino profundo y desconocido. A su vez, como las corrientes transportan nutrientes, los “puntos críticos de microplásticos” son capaces de hospedar diversos ecosistemas. Estos últimos logran consumir los diminutos fragmentos de plástico que desechamos los seres humanos.

Esta investigación puede conducir al impacto que generan los microplásticos en la biodiversidad marina. Además, impulsa a la generación de políticas eficaces en la limitación del flujo indiscriminado de plástico sobre los ambientes naturales. Lamentablemente, como mencionan los investigadores, este tipo de plástico se distribuye en el fondo marino, siendo parte de la arena, el barro y los nutrientes que el océano provee para la biodiversidad de este sistema.

Finalmente, el llamado de atención es para cada persona. Ya no es tan sólo el plástico que llega a las costas y playas, arrastrados por las corrientes marinas superficiales lo que se ha arrojado al mar. Esta investigación demuestra que hasta lo que vestimos es capaz de perjudicar la biodiversidad del planeta. Son urgentes las políticas públicas que se deben legislar en cada país; más ahora bajo el escenario mundial de pandemia.