meteored.cl

Grandes incendios de California ya han consumido 450.000 hectáreas

La situación es devastadora en California, donde ya se han quemado casi medio millón de hectáreas. La lucha para combatir las llamas se hace imposible ante el avance del fuego y las posibles tormentas secas de los próximos días.

incendio en California
Las tormentas eléctricas del pasado fin de semana han provocado incendios forestales en California. Hasta 445.000 hectáreas han sido calcinadas. Miles de personas luchan para combatir las llamas.

Alrededor de 13.000 bomberos luchan para combatir las llamas. Los catastróficos incendios de California ya se han cobrado más de 445.000 hectáreas. El fuego continúa activo y por ahora no se puede vislumbrar el final de esta terrible situación. Los incendios fueron provocados por, al menos, 12.000 relámpagos en el estado durante la semana pasada y, forman parte de los 585 registrados durante este verano en California.

Los incendios más grandes de California

La situación es dramática, no solo por la pérdida de biodiversidad, sino también porque los incendios ya han cobrado la vida de al menos 7 personas desde la semana pasada. Por lo menos dos de los incendios que siguen activos se encuentran entre los tres incendios forestales más grandes de California que se hayan registrado históricamente -en el norte del área de la Bahía y el Valle Central, y en el este de San José.

El pasado sábado, el gobernador de California, Gavin Newson, anunció que el Estado había recibido una Declaración Presidencial de Desastre Mayor. El presidente Donald Trump otorgó una ayuda federal para paliar y apoyar los esfuerzos de recuperación de las zonas afectadas por los incendios forestales.

Sin duda, estos están siendo los peores momentos para California. Más de 100.000 personas han sido evacuadas y los recursos para evitar que más personas se queden sin hogares son insuficientes. También, una de las razones por las que hay menos recursos es la liberación tempranas de cientos de reclusos durante el peor momento de la pandemia del COVID-19.

Ahora mismo, los presos ejercen como bomberos con turnos de hasta 24 horas para detener el avance del fuego. Las autoridades del Estado de California señalan que un 96% de los miembros del Departamento de Bomberos están dedicados a sofocar las llamas. No solo hablamos de estos dos grandes incendios; ya que además en el norte y en la costa se encuentran una decena más activos.

Las tormentas secas y el COVID-19

La situación no está controlada, y podría agravarse en las próximas horas a causa de las tormentas secas y la grave ola de calor que afecta a la región. La meteorología juega un papel muy importante, y según las previsiones en las próximas horas se registrarán tormentas eléctricas sin lluvia y con fuertes vientos.

Te puede interesar: Factores meteorológicos que contribuyen para los incendios forestales.

Con el avance de las llamas también se ha producido el desplazamiento del humo hacia los centros urbanos. Ahora la preocupación también está puesta en el COVID-19, ya que los habitantes de San Francisco y San José temen que esta situación agrave el avance de la pandemia. Según investigadores de la Universidad de California en San Francisco, el humo debilita al sistema inmunológico y convierte al cuerpo humano en una máquina susceptible ante el virus que azota al mundo.