Litio: el polémico 'oro blanco' chileno

Hoy se ha convertido en un mineral muy codiciado por muchos, tanto por su poder adquisitivo, como por ser clave para la transición energética. En Chile, por estos días se disputa una licitación del mineral que ha generado grandes controversias. Conoce más, en la siguiente nota.

Mina de litio en salar de Atacama
Áreas de procesamiento de mina de litio de SQM en el Salar de Atacama, región de Antofagasta, Chile. Imagen: Iván Alvarado.

Hoy vemos cómo se intenta avanzar hacia un desarrollo sostenible , con el fin de reducir las emisiones de gases de efecto Invernadero (GEI) y hacer frente a las consecuencias del cambio climático. En este sentido, el litio es considerado un mineral clave para disminuir las emisiones de combustibles fósiles.

Conozcamos más detalles del litio

El litio en su forma pura, es un metal blando, de color blanco plata, que se oxida rápidamente en aire o agua . Es el metal más liviano conocido y cuenta con excelentes propiedades de conducción del calor y la electricidad.

Se encuentra principalmente en salmueras y minerales de roca, donde es posible extraer carbonato (el principal), hidróxido, bromuro, cloruro y fluoruro de litio.

Se utiliza para distintos propósitos, como fabricación de productos farmacéuticos, sistemas de purificación de aire, baterías, celulares, entre otros. No obstante, el mercado de automóviles eléctricos se ha convertido en la principal demanda.

¿Qué efectos adversos tiene el litio?

Enfoquémonos en Chile, el impacto ambiental de la extracción de litio no es de menor envergadura que otros metales.

El litio chileno se obtiene a través de un proceso de bombeo de la salmuera que hay en los yacimientos de Atacama y es almacenado en grandes balsas, en pleno desierto. Ahí, el agua de la salmuera se evapora como consecuencia de la radiación solar, resultando acumulaciones de litio con otras sales y minerales.

Salar de Atacama
Chile posee una de las mayores reservas de litio del mundo, actualmente está explotado en el Salar de Atacama, donde está la mayor concentración de este mineral.

Uno de los puntos más controversiales es cómo interaccionan los depósitos de agua dulce y de salmuera, y el impacto que esto tiene sobre la escasez hídrica de la zona.

Un estudio de la Universidad de Arizona indica que la extracción intensiva puede provocar el agotamiento de gran parte de los recursos hídricos de Atacama junto a una disminución del acuífero, y por tanto, efectos negativos para su equilibrio hídrico y ecosistemas.

A pesar de eso, la administración chilena ha confiado en los estudios de impacto ambiental encargados por las empresas mineras, donde no se han detectado efectos relevantes.

Desde hace años las comunidades indígenas de Atacama denuncian la sequía, afirmando que durante la última década los ríos, humedales y prados se han reducido.

“Para la población local, el cambio es muy evidente: se están dando cuenta de que hay menos agua para el ganado y de que los ríos se están secando. Aun así, las empresas y el Estado no han tomado seriamente esta evidencia”, afirma la bióloga y profesora asociada de la Universidad de Antofagasta -hoy Constituyente- Cristina Dorador.

A pesar de que el equipo de investigación afirma que el aumento del turismo y la población también potencian la crisis ambiental, asegura que las actividades vinculadas a la explotación del litio son una de las causas más importantes de degradación ambiental local.

En proceso de licitación

El litio se ha convertido en uno de los minerales más codiciados en el planeta, mirándolo como una nueva oportunidad de obtener dinero, progreso y como aporte en la transición energética, y Chile, tiene la fortuna de poseer el 52% de las reservas de este mineral.

Ante esto, nuestro país por estos días, intenta aunar criterios para llevar a cabo una licitación que consiste en entregar a privados, la producción de 400.000 toneladas de litio metálico comercializable, por 29 años.

El 14 de enero se conocerá la adjudicación de lo que se ha convertido en una polémica licitación para la exploración, explotación y beneficio de yacimientos de litio, que tiene en carrera a cinco empresas, que han presentado ofertas económicas.

Esto ha generado molestias en la ciudadanía; por entregar los recursos naturales nacionales, por los efectos en el medio ambiente y porque han aparecido dudas respecto a la transparencia en el proceso.

Por lo pronto y en medio de este conflicto, el litio sigue tomando interés a nivel nacional y mundial en vías de un desarrollo sostenible.