meteored.cl

Mucho viento: lo bueno, lo malo y lo lamentable que dejó el temporal

Una persona fallecida fue la consecuencia más triste que dejó el pasó de un potente sistema frontal por la zona centro de Chile. Además, las marejadas calificadas como anormales provocaron estragos. ¿Cuánta lluvia cayó finalmente?

paraguas roto; lluvias intensas; viento potente
Las primeras lluvias del invierno causaron varios daños, e incluso se lamenta un fallecido, producto de los fuertes vientos que azotaron la zona central del país.

Una persona fallecida y otra en estado grave dejó la caída de un árbol en la comuna de Romeral, provincia de Curicó, región del Maule. Las víctimas viajaban en su automóvil cuando, debido a las fuertes ráfagas de viento en la zona, un añejo árbol fue arrancado de raíz aplastando el vehículo en que se desplazaban durante la tarde de este jueves (23 de junio).

Esta es la consecuencia más lamentable que generó el temporal de lluvias, vientos y marejadas que azotó la zona centro de Chile. La ráfaga más potente se registró en la costa de Valparaíso con 107 kilómetros por hora, según el Servicio Meteorológico de la Armada (Servimet).

Por lo anterior cayeron árboles en varios puntos entre las regiones de Coquimbo y Maule provocando cortes en el suministro de energía. Además, se deprendieron techumbres y volaron letreros publicitarios, afortunadamente, sin lesionados.

Otro de los resultados de estos vientos potentes, debido a la baja presión que cruzó este sector del país, fueron las marejadas calificadas como “anormales” por su fuerza y dirección (norte a sur).

Esto desencadenó olas que promediaron 5 metros de altura en el bordemar de Valparaíso, O’Higgins y Maule, especialmente, en las bahías abiertas hacia el norte. Por lo mismo hubo sobrepasos, por ejemplo, en lugares de Viña del Mar.

También encalló un velero en Quintero producto que las incesantes marejadas cortaron las amarras de la embarcación. En el Muelle Prat de Valparaíso un par de embarcaciones de menor envergadura terminaron destruidas producto de las marejadas que las hicieron chocar unas con otras.

¿Cuánto llovió?

En cuanto a la cantidad de agua caída durante el recién pasado evento, destacó Talca que acumuló 60 milímetros. En general en la costa y sectores aledaños la zona centro promediaron 30-40 milímetros recibidos.

A pesar de estas primeras lluvias de invierno, el déficit es extremamente elevado en muchas regiones de Chile.

Todo está dentro de los rangos considerados normales para el invierno. Santiago sumó 11,3 milímetros a su cuenta en esa pasada, aunque en el sector poniente de la Región Metropolitana hubo lugares que acumularon 30 milímetros en la provincia de Melipilla.

Aunque se esperaba una mayor cantidad de nieve en la cordillera andina, lo cierto es que se agradecen los 15 centímetros acumulados a los 2.800 metros de altitud. Mientras que a los 3.500 metros esta cifra subió a 25 centímetros.

No es suficiente

Pese a las primeras precipitaciones del reciente estrenado invierno, el déficit de lluvias se mantiene en rangos preocupantes. A nivel nacional, la cifra al debe alcanza 45%. La zona más deficitaria en este ámbito permanece entre las regiones de Coquimbo y Ñuble con una media de -58%.

En lo que va del año, La Serena apenas acumula 4 milímetros con -91% si se compara con el normal a la fecha. Situación algo mejor registran Valparaíso con –52% y Curicó con -46%.

En lo que va de 2022, Santiago acumula 50 milímetros cuando a estas alturas, fines de junio, debiese sumar más de 130 milímetros. Por lo mismo, la capital del país se anota un déficit del 62%.

La buena noticia es que, por lo menos en lo inmediato, asoman nuevas probabilidades de precipitaciones en la zona central y sur de Chile por lo que habrá que seguir muy atentos a los pronósticos de Meteored.