OMM respalda declaración del agua y Coalición para el Agua y el Clima

Durante la celebración del Congreso Meteorológico Mundial Extraordinario se aprobó la Declaración del Agua, incluyendo la Coalición del Agua y el Clima, hacia una nueva visión y estrategia para la hidrología. Conoce más a continuación.

Río sin cauce de agua
Los recursos hídricos están sometidos a un estrés cada vez mayor.

El agua es un elemento central de la Agenda de Desarrollo Sostenible de la ONU, por lo tanto, la información hidrológica es fundamental para el logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y el seguimiento y evaluación de su progreso para tomar decisiones informadas y correctas.

Ante esto, durante el Congreso Extraordinario 2021, la Organización Meteorológica Mundial (OMM), respaldó la declaración del agua y la formación de la Coalición del Agua y el Clima para promover el intercambio y el acceso a información hidrológica, meteorológica y climática integrada para planificar y operar sistemas de recursos hídricos resilientes y sostenibles a escala local, nacional, regional y de cuencas hidrográficas, para planificar la adaptación, incluida la calidad de la infraestructura y la reducción eficaz del riesgo de desastres, junto a los sistemas de alerta temprana.

La Coalición Agua y Clima se presentará oficialmente en las negociaciones sobre Cambio Climático de las Naciones Unidas, COP26 y su enfoque es acelerar el progreso hacia los ODS relacionados con el agua e impulsar la adaptación resiliente del agua al cambio climático, así como el desarrollo demográfico y socioeconómico para el futuro.

No obstante, se han encontrado con algunos obstáculos para aportar con soluciones como la falta de información sobre los recursos hídricos disponibles actualmente y la demanda de suministro de alimentos y energía.

En la actualidad, el 60% de los estados miembros de la OMM han informado de una disminución de las capacidades en el seguimiento hidrológico y, por lo tanto, la prestación de apoyo a la toma de decisiones en el nexo entre el agua, los alimentos y la energía es de vital importancia. Más del 50% de los países de todo el mundo, no cuentan con un sistema de gestión de calidad para sus datos relacionados con este recurso.

Plan de acción hidrológica

El monitoreo de las aguas tanto superficiales y subterráneas, es una condición necesaria para los requerimientos básicos de la sociedad y los ecosistemas, y la posibilidad de adoptar una solución oportuna cuando sea necesario, por lo que esta declaración advierte que debería existir una mayor cooperación a nivel nacional, regional y mundial en el control de la calidad del agua y el intercambio de datos sobre la calidad del agua.

trabajadores
Trabajando en el alcantarillado, monitoreando aguas residuales, sistema de suministro de aguas subterráneas.

Por otra parte señala que es indispensable fortalecer los sistemas de alerta temprana ya que, si bien han resultado ser una herramienta importante, aún están carentes de una buena red de monitoreo hidrológico.

Se propone entonces que existan sistemas de alerta temprana de extremo a extremo, en todo el territorio, para la predicción de inundaciones mediante una estrategia de gestión integrada mucho más amplia, incluso a través del programa asociado sobre gestión de inundaciones.

Por otra parte, las comunidades y las industrias deben tener un mejor acceso y capacidad para reaccionar a los pronósticos y advertencias de inundaciones nacionales, a nivel local y mundial, ante lo cual el Congreso aprobó una nueva Estrategia de Sostenibilidad para el futuro desarrollo e implementación del Sistema de Guía de Inundaciones Repentinas con Cobertura Global.

Los datos respaldan la ciencia

Como hemos comentado, se carece de una infraestructura de datos de libre acceso a nivel mundial, pero a la vez se ha demostrado que el valor de la accesibilidad y confiabilidad de los datos es un fuerte impulsor del desarrollo de la ciencia.

Debería haber una mayor capacidad de descubrimiento, disponibilidad y uso de datos hidrológicos e hidrometeorológicos de alta calidad para el análisis científico, como lo promueve el Fondo Global de Apoyo a la Hidrometría (HydroHub).

Los análisis regionales deben estar respaldados por información actualizada y confiable sobre el agua, y servir como referencia para estudios predictivos y de planificación a gran escala. Además se deben implementar sistemas confiables de evaluación de recursos hídricos y utilizarlos para completar y compartir información sobre su disponibilidad.

La recopilación, la gestión y el intercambio de datos sobre los recursos y usos del agua son fundamentales para obtener mejores soluciones, pero a pesar de los avances en tecnología y políticas, estamos lejos de tener información completa sobre el estado del agua en todo el mundo, o sobre las principales características, tendencias, limitaciones y cambios prospectivos.

El éxito de este desafío solo se logrará según el interés de quienes toman decisiones y que puedan colaborar y compartir evaluaciones de los recursos hídricos, incluso a través de los sistemas regionales HydroSOS o de la OMM. Es indispensable que exista la información adecuada constante, como por ejemplo, obtener informes anuales sobre el estado de los recursos hídricos mundiales, esto también podría mejorar la estrategia hidrológica.