meteored.cl

Pese a prohibición, denuncian concesiones salmoneras en Parques Nacionales

Organizaciones socioambientales del sur de Chile relevan que existen 27 permisos para la industria ubicados en 3 Parques Nacionales. ¿A quienes pertenecen estas licencias? ¿Dónde se encuentran? ¿Qué debiera pasar con ellas?

salmonera
En Chile existen regulaciones que prohíben la instalación de criaderos de salmón en Áreas Silvestres Protegidas.

En Chile, ¿se pueden instalar criaderos de salmones en Áreas Protegidas? El dictamen (38.429) de la Contraloría General de la República (CGR) precisa que por no es posible desarrollar actividades de acuicultura en las porciones de agua (zonas lacustres, fluviales o marítimas) que formen parte del Sistema Nacional de Áreas Silvestres Protegidas del Estado.

No obstante, de manera excepcional, tal actividad puede ser autorizada si se desarrolla en “zonas marítimas” que forman parte de “reservas nacionales y forestales” detalla el órgano fiscalizador.

Por eso impacta la denuncia hecha por una serie de organizaciones socioambientales de las regiones de Los Lagos, Aysén y Magallanes, las que acusan “la presencia de concesiones acuícolas salmoneras al interior de Parques Nacionales, situación que está prohibida, bajo las distintas normativas internacionales a las que se acoge Chile y así también normativa nacional”.

Ante esta situación, las agrupaciones, solicitan “hacer las investigaciones de cada caso y tomar todas las medidas necesarias para que estas concesiones sean retiradas”.

¿Cuántas son y dónde se encuentran?

De acuerdo con la información revelada por las organizaciones socioambientales son tres los Parques Nacionales chilenos en dónde existen 27 concesiones para la industria de la salmonicultura.

19 concesiones salmoneras en aguas del Parque Nacional Alberto de Agostini (Magallanes); Registro Nacional de Acuicultura (RNA): 120085, 120091, 120089, 120088, 120097, 120128, 120087, 120096, 120090, 120067, 120069, 120071,120070, 120068, 120092, pertenecientes a las empresas Nova Austral S.A. y ubicadas al norte de isla Capitán Aracena. Además de las concesiones RNA: 120124, 120126 y 120127 en Seno Chasco y 120123 en Seno Brujo de Nova Austral S.A.”, detallan.

Parque Nacional Alberto de Agostini
El Parque Nacional Alberto de Agostini, en Magallanes, es uno de los que más concesiones de salmoneras tiene en sus aguas.

4 concesiones en las aguas marinas del Parque Nacional Laguna San Rafael (Aysén), Estero de Cupquelan; Centros RNA: 110259, 110228, 110295 de Cooke Aquaculture Chile S.A. y Centro RNA 110225 de Cooke Aquaculture Chile S.A. al norte de Caleta Huillines”, revelan los denunciantes.

4 concesiones en la porción marítima del Parque Nacional Isla Magdalena (Aysén), Centro Islas Salqueman de Exportadora Los Fiordos Ltda. (RNA 110842), Seno Canalad Aquachile Spa. Centros: RNA 110234 y RNA 110205, y Empresas Aquachile Sa. Centro Seno Canalad (RNA 110849)”, cierran desde las organizaciones.

Alzan la voz

"Resulta impactante e inconcebible que una industria que es intensiva en el uso de antimicrobianos, pesticidas y que causa severos impactos en el medioambiente nativo, siga operando en las aguas de los Parques Nacionales", sostiene Álvaro Montaña de la organización Defendamos Chiloé (Los Lagos).

Mientras, Peter Hartmann de Aysén Reserva de Vida (Aysén), afirma que “más allá de este incumplimiento, lo que buscamos es que no sólo salgan de los Parques Nacionales, sino que de todas las Áreas Protegidas. Y que no saquen las salmoneras de un Parque Nacional para trasladarlo a otro. Eso sería inaceptable”.

“Nosotros no estamos en contra del crecimiento económico del país. Lo que queremos impulsar es que sea sostenible. Por eso exigimos que las instituciones del Estado cumplan la labor de fiscalizar este tipo de actividades”, enfatiza Alejandro Núñez de la Fundación Ciudadanos y Clima (Magallanes).

“Sabemos que estas empresas dan trabajo, pero eso es pan para hoy y hambre para mañana. Tenemos que pensar a largo plazo y mitigar tanto los impactos naturales como sociales”, argumenta Núñez.

Las organizaciones ciudadanas realizarán la denuncia formal a la Contraloría, la Conaf, la Subsecretaría de Pesca y la Superintendencia de Medio Ambiente.