Intensas tormentas causan problemas en Australia

Varias tormentas han afectado a Australia en las últimas semanas dejando lluvia, granizo y tormentas eléctricas en muchas áreas, desde Golden Coast hasta Central Highlands. Las imágenes del tiempo severo ocurrido en Queensland, en el sureste del país, son impresionantes.

El cielo sobre Brisbane, capital del estado de Queensland, se oscureció el fin de tarde del miércoles pasado. Con la inminente tormenta, la Oficina Meteorológica de Australia (BOM) dio aviso a los ciudadanos para buscar resguardo y proteger sus pertenencias.

Las tormentas provocaron grandes daños en las carreteras; la lluvia causó inundaciones en algunos puntos de Brisbane, donde varios vehículos quedaron atrapados. Varias líneas de trenes quedaron interrumpidas producto de cortes en la electricidad, y más de 10.000 casas quedaron sin suministro eléctrico en el sureste de Queensland.

Mientras tanto, los meteorólogos australianos buscan explicaciones para la poco común actividad eléctrica de las últimas semanas, en esta región de Australia. Según Shane Kennedy de la BOM, mayo es un mes de transición, donde ocurren algunos episodios de lluvia, pero nada fuera de lo normal. Sin embargo, este año, durante las últimas dos semanas corridas, los ciudadanos de Brisbane, en las regiones de Southern Downs, Darling Downs, Gold Coast y Sunshine Coast han debido ser avisadas ante el tiempo adverso. ¡Y así ha ocurrido!

Según Pieter Claassen, también de la BOM, las tormentas son más comunes entre los meses de octubre a abril, siendo que ahora debería ser el final de esta época de tormentas severas, aunque tardíamente. Tampoco común asistir a tres días de actividad eléctrica consecutiva con una intensidad como la que ocurrió. El número de descargas eléctricas ha sido superior al habitual. En menos de dos semanas que lleva el mes de mayo, algunas áreas han registrado hasta cuatro veces más precipitación que la media mensual. Además, se han recibido relatos de granizo de hasta 5 cm de diámetro en algunas regiones.