meteored.cl

Astrónomos en shock: planeta que no debería existir es descubierto

Astrónomos encontraron un exoplaneta orbitando un par de estrellas muy masivas. El problema es que este planeta no debería existir, desafiando todo lo que sabemos sobre la formación de planetas y estrellas en el Universo.

exoplanetas
Los anillos aparentes alrededor del sistema binario b Centauri y su planeta son producto del instrumento usado para bloquear a luz de las estrellas hospederas. Imágenes: ESO/Janson et al./L. Calçada.

El planeta b Centauri b no debería existir, pero la imagen principal del artículo confirma lo opuesto. La imagen obtenida por el Very Large Telescope de la ESO, ubicado en el norte de Chile, muestra un sistema estelar compuesto por dos estrellas supermasivas, que orbitan una alrededor de la otra, localizadas a 325 años luz de nosotros.

Se trata de un gigante gaseoso orbitando sus estrellas a una distancia aproximada de 560 veces la distancia de la Tierra al Sol. A pesar de ser un gigante gaseoso como Saturno, los anillos de este nuevo planeta no son reales, sino meros errores de imagen.

La masa del planeta es cerca de 11 veces más grande que la de Júpiter; tan masivo, que por muy poco, no se convirtió en una estrella. Objetos con masas levemente mayores inician fusiones nucleares en su interior, y se clasifican como estrellas del tipo enana marrón.

Aunque el planeta es impresionante por sí solo, son las dos estrellas hospederas las que lo convierten en un sistema verdaderamente diferente de cualquier otro ya visto. Esto impactó a los científicos, y reveló que hay mucho que no sabemos sobre la formación de planetas en el Universo.

¿Qué es lo que vuelve a b Centauri b un sistema único que desafía la ciencia?

Las estrellas binarias en este sistema tienen una masa combinada estimada de alrededor de 10 veces la de nuestro Sol. Esto puede no parecer mucho, pero es el doble de masa de cualquier otro sistema estelar conocido que hospede un planeta.

Estrellas de este tipo (llamadas de Tipo Espectral B) son extremamente calientes y emiten tanta radiación ultravioleta y rayos-x que, en teoría, deberían interrumpir el proceso de formación de los planetas en su entorno.

De acuerdo con el Dr. Markus Janson, de la Universidad de Estocolmo, en Suecia, encontrar un planeta en este sistema binario cambia completamente lo que sabemos sobre la formación de estrellas masivas en el Universo.

Esto quiere decir que el descubrimiento levanta la posibilidad de que b Centauri b se haya formado por un proceso diferente al que la teoría convencional prevé. Los autores del estudio suponen que el planeta haya sido resultado de un disco de acreción propio, con una nube de gas lo suficientemente grande para colapsar sobre su propio peso, transformándose así en un planeta.

Siempre tuvimos una visión muy centrada en nuestro propio sistema solar (...) este descubrimiento suma otro capítulo emocionante a esta historia, de esta vez para estrellas masivas - Matthias Samland, astrónomo.

Como las estrellas de este tipo nunca fueron objetivo para búsquedas de exoplanetas, los astrónomos ahora tienen motivos para pensar que existen muchos otros planetas como b Centauri b en el Universo, que simplemente no fueron tomados en cuenta por las investigaciones.

Caso esta hipótesis sea afirmativa, seremos capaces de dar un paso más allá en el entendimiento de cómo los sistemas planetarios se forman, y tal vez, desvendar algunos de los misterios de nuestro propio planeta en el proceso.