meteored.cl

Astrónomos descubren un "planeta bebé"

Uno de los planetas más jóvenes ya encontrados fue descubierto por un equipo internacional de científicos, liderados por la Universidad de Hawái, en Mānoa, en el entorno de una estrella infantil distante.

Espaço
La imagen del descubrimiento del planeta 2M0437, distante a más de 100 veces la distancia Tierra-Sol de su estrella madre, fue obtenida con el telescopio Subaru en Maunakea.

Miles de planetas fueron descubiertos alrededor de otras estrella, pero lo que diferencia a este de los otros es que es un planeta recién formado, y puede ser observado de forma directa. El planeta, denominado 2M0437b, reúne un conjunto de singularidades que hacen avanzar nuestra comprensión de cómo los planetas se forman y se modifican con el tiempo, ayudando a dar una nueva luz sobre el origen del Sistema Solar y de la Tierra. La profunda investigación fue recientemente publicada en la revista de la Royal Astronomical Society.

Los investigadores estiman que el planeta sea más macizo que Júpiter, y que se formó con su estrella hace varios millones de años, cuando las principales islas hawaianas emergían por primera vez por sobre el océano.

El planeta es tan joven que aún está caliente producto de la energía liberada durante su formación, alcanzando temperaturas parecidas a las de la lava del volcán Kīlauea

Telescopios en Maunakea: elementos clave del descubrimiento

En 2018, el 2M0437b fue visto por primera vez con el Telescópio Subaru en Maunakea, por el Instituto de Astronomía de la Universidad de Hawái (UH). En los últimos años ha sido estudiado cuidadosamente mediante la utilización de otros telescopios

Eric Gaidos, profesor en el Departamento de Ciencias de la Tierra de la UH Mānoa, y sus colaboradores, utilizaron el Observatorio Keck, en Maunakea, para monitorear la posición de la estrella hospedera a medida que esta se movía por el cielo, confirmando que el planeta 2M0437b era en verdad un compañero de la estrella y no un objeto distante. Las observaciones exigieron tres años, dado que la estrella se mueve muy lentamente.

El planeta y si estrella madre se encuentran en una "cuna estelar", conocida como Nube de Taurus. El 2M0437b tiene una órbita mucho más amplia que la de los planetas del Sistema Solar, y su separación actual es cerca de 100 veces la distancia Tierra-Sol, lo que facilita su observación. Sin embargo, aún son necesarias ópticas sofisticadas para compensar la distorsión de la imagen causada por la atmósfera terrestre.   

Este planeta bebé aún está caliente debido a su proceso de formación, y se encuentra ubicado en una "cuna estelar".

Reunir una investigación más profunda sobre el planeta recién descubierto puede no estar muy lejos. "Observaciones con telescopios espaciales como el Hubble, de la NASA y el telescopio espacial James Webb, podrían identificar gases en su atmósfera y revelar si el planeta tiene un disco formador de luna", añadió Gaidos.