meteored.cl

Este podría ser ¡el primer planeta fuera de la Vía Láctea!

Esta semana se dieron a conocer evidencias de lo que podría ser el primer planeta descubierto fuera de la Vía Láctea, detectado con una novedosa técnica basada en los rayos X recibidos de un objeto del espacio. Conoce más de este hallazgo y de su importancia para el conocimiento del Universo.

galaxia M51
A través de un método alternativo basado en el comportamiento de emisiones de rayos X, se pudiera descubrir el primer planeta fuera de nuestra galaxia. Crédito: NASA/CXC/M. Weiss.

La revista Nature Astronomy ha publicado esta semana el resultado de la investigación de un grupo de científicos del Centro de Astrofísica Harvard-Smithsonian, que pudieran confirmar la existencia de un planeta situado en la Galaxia M51 (también conocida como Whirlpool). Partiendo de la premisa de que las galaxias externas a la nuestra pudieran albergar sistemas planetarios, y que los métodos actuales basados en observaciones ópticas y electromagnéticas no han podido superar los límites de la Vía Láctea, los investigadores -liderados por Rosanne di Stefano- desarrollaron un método alternativo basado en el comportamiento de emisiones de rayos X.

Analizando los datos aportados por el Observatorio de rayos X Chandra o CXC de la NASA y el XMM-Newton de la Agencia Espacial Europea, se pudo documentar la atenuación temporal de los rayos X emitidos desde una fuente situada fuera de nuestra galaxia, que pudiera estar ocasionada por el tránsito de un planeta en órbita que bloquearía su paso, y causaría un breve “eclipse”.

Los denominados “tránsitos”, asociados a la disminución del brillo de una estrella por el paso de un planeta frente a ella, que se detecta con telescopios de luz óptica, han permitido hasta ahora localizar 4.864 exoplanetas en la Vía Láctea, casi todos situados a menos de 3.000 años luz.

El estudio publicado revela que basados en el mismo principio, pero orientado a las emisiones de rayos X intergalácticas, pudieran observarse planetas a cientos de millones de años luz de nuestro planeta, abriendo una nueva era en la exploración espacial.

Mirando más allá de la Vía Láctea

El equipo del Centro de Astrofísica Harvard-Smithsonian se centró en buscar tránsitos de rayos X en tres galaxias, recopilando datos de más 200 objetos luminosos, y solo uno de ellos encendió las alarmas.

Durante poco más de 3 horas se produjo el tránsito del candidato a nuevo planeta, frente al M51-ULS-1, un sistema binario de rayos X brillantes (XRB) localizado en la galaxia M51.

Un XRB es un sistema luminoso conformado por una estrella similar al Sol, denominada estrella compañera, que se desplaza en la órbita de una estrella de neutrones o un agujero negro. El material extraído de la estrella compañera, se sobrecalienta y “brilla” en rayos X, en una región relativamente pequeña. Es por ello que al pasar un planeta frente a esta “fuente” de rayos X, pudiera bloquearse totalmente y revelar su presencia y dimensiones.

Para confirmar (o no) la existencia de este planeta en la lejana M51, debemos esperar 70 años. Durante ese tiempo el posible exoplaneta debe completar viaje alrededor de su órbita y volver a “cruzar” frente al sistema binario.