Descubren un nido de estrellas en la constelación de la serpiente

Un telescopio emplazado en Chile ha captado con increíble nitidez una nebulosa hallada en la cola de la constelación Serpens. ¿Qué son estos impresionantes objetos celestes y cómo pueden ser vistos con tanto nivel de detalle?

nebulosa Sh2-54 en infrarrojo
Imagen de la nebulosa Sh2-54 tomada en luz infrarroja por el telescopio VISTA de ESO. Crédito: ESO/VVVX.

En reciente publicación, el ESO (Observatorio Europeo Austral) reveló en luz infrarroja un "nido" de estrellas ubicado en la constelación Serpens. La impactante imagen tomada por el telescopio VISTA (Visible and Infrared Survey Telescope for Astronomy) emplazado en el Observatorio Paranal de ESO (Chile), permite observar la nebulosa Sh2-54 con una nitidez nunca antes lograda.

Estamos hablando de objetos astronómicos que se encuentran a unos 6.000 años luz de distancia y aún así la tecnología de exploración espacial ha permitido detectar estas estrellas ocultas. El nombre de esta nebulosa se debe al astrónomo estadounidense Stewart Sharpless, quien catalogó más de 300 nebulosas en la década de 1950, comenta ESO en un comunicado.

Esta imagen fue tomada como parte de un proyecto del ESO que realiza un sondeo extendido de estrellas variables de la Vía Láctea en longitudes de onda infrarrojas. El telescopio VISTA está destinado a "mapear" gran parte de nuestra galaxia con el propósito de comprender la evolución estelar.

A diferencia de la visible, la luz infrarroja permite atravesar las gruesas capas de polvo casi sin obstáculos, explica ESO. Es por eso que podemos ver más allá de las nubes de polvo presentes en la nebulosa y encontrar una gran cantidad de estrellas escondidas detrás de estos velos. Con esta información, se puede aprender más sobre la formación de las estrellas.

Nebulosas: donde nacen las estrellas

Años atrás, cuando los telescopios no eran aún poderosos, se confundían en muchas ocasiones las galaxias con las verdaderas nebulosas. Un ejemplo clásico es que nuestra vecina galaxia era nombrada "nebulosa Andrómeda". ¿Por qué ocurría esto?

Algunas de las más conocidas son la nebulosa de Orión, la del Águila o la de Carina.

Nebulosa proviene del latín "nebula" que significa nube. Entonces, en principio se supone que cualquier objeto celeste que parezca una nube cuando se ve a través de un telescopio es considerado una nebulosa, detalla la revista Space. Pero los astrónomos de la actualidad la definen como una nube de gas y polvo que está ubicada solamente dentro de nuestra propia galaxia.

nebulosa Sh2-54 en visible
Así se ve la misma nebulosa pero en otro canal: la luz visible permite ver claramente su estructura. Crédito: ESO.

Las podemos encontrar en el medio interestelar, es decir entre las estrellas, y juegan un papel importante en su ciclo de vida. En las nebulosas de emisión difusa, como Orión, el gas está tan caliente que permite la formación de las estrellas. Y por supuesto, la gravedad es la fuerza principal que actúa en la condensación de grupos de polvo y gas, hasta colapsar. Esto hace que se caliente el centro de la nebulosa: este núcleo caliente es precisamente la "semilla" de una estrella.

Videos destacados