Árbol genealógico más grande jamás creado rastrea el origen de la humanidad

Un árbol genealógico de la humanidad, construido con miles de genomas, nos entrega pistas sobre dónde nuestra especie evolucionó por primera vez, y cómo nos hemos dispersado por el mundo.

árbol genealígca
Aunque las evidencias de que las primeras comunidades aparecieron en el noreste de África, no existe seguridad de que este haya sido el punto central del nacimiento de la humanidad.

Un árbol genealógico de la humanidad fue construido a partir de datos genéticos de miles de personas modernas y prehistóricas, el que nos da una visión de cerca de unos dos millones de años de prehistoria y evolución.

"Todos los seres humanos están relacionados los unos con los otros", asegura Gil McVean de la Universidad de Oxford. "Lo que quería hacer desde hace mucho tiempo, era ser capaz de representar la totalidad de lo que podemos aprender sobre la historia humana, a través de esa genealogía".

Este árbol genealógico sugiere que nuestras raíces más antiguas aparecieron en el noreste de África. También nos da pistas de que las personas llegaron a Papúa Nueva Guinea y a las Américas decenas de miles de años antes de lo que indican los registros arqueológicos actuales, sugiriendo migraciones previas que no han sido todavía descubiertas. No obstante, ambas teorías deben ser confirmadas por los arqueólogos.

Un gran desafío: juntar todos los datos en un árbol genealógico

McVean y sus colegas compilaron 3.609 genomas completos, casi todos pertenecientes a nuestra especie (Homo sapiens), excepto por tres de Neandertales, y uno de un grupo Denisovano —que puede ser una subespecie del Homo sapiens, o una especie separada.

Colocarlos todos juntos en un árbol fue un desafío. "Los diferentes conjuntos de datos fueron producidos a lo largo del tiempo, utilizando diferentes tecnologías, y analizados de formas diferentes", dijo McVean.

relaciones ancestrales
Visualización de las relaciones entre antepasados y descendientes en la genealogía moderna y antigua. Fuente: Wohns et al. (2022).

El equipo se centró en pedazos de ADN que varían de persona a persona. Fueron identificadas 6.412.717 variantes y trataron de descubrir cuándo y dónde cada una de ellas surgió. Para hacerlo, también fueron analizadas más 3.589 muestras de ADN antiguo, que no eran lo suficientemente buenas para ser incluidas en el árbol genealógico, pero sí para ayudar a esclarecer cuando las variantes aparecieron.

Las variantes que surgieron hace 72 mil años eran más comunes en el noreste de África, y las 100 variantes más antiguas también eran de ese lugar, específicamente en lo que hoy es territorio de Sudán.

Las variantes más antiguas tienen cerca de dos millones de años, por lo que son mucho anteriores a nuestra especie, que surgió hace unos 300 mil años. Estas variantes corresponden a los miembros más antiguos de nuestro género, Homo.

La interpretación más simplificada de esto indica que la humanidad evolucionó primeramente en esa región, pero es probable que las migraciones posteriores hayan interferido en los datos.

El origen de la humanidad

Los primeros registros fósiles del Homo sapiens son del norte y este de África, pero pocos fueron descubiertos, por lo que no se conoce con seguridad el alcance previo de la especie.

Los especímenes más antiguos conocidos son de Jebel Ighoud en Marruecos, en el norte de África, y tienen cerca de 315 mil años de edad. Existen también los de Omo-Kibish, en Etiopía, que se pensaba inicialmente tuviesen unos 197 mil años de antigüedad, pero un artículo científico, publicado en enero de 2022, presentó pruebas de que tienen más de 233 mil años.

Existen varias evidencias de que las primeras comunidades aparecieron en el norte de África, aunque no está totalmente comprobado.

Muchos antropólogos creen en la actualidad que existieron diversas poblaciones dispersas por el continente africano, algunas de ellas separadas, pero otras en contacto. De ser esto correcto, puede ser que la humanidad no haya tenido solo un único punto de origen.

Videos destacados