meteored.cl

Sin rodeos: crisis climática podría acabar con los seres humanos

Un grupo internacional de científicos de la Universidad de Cambridge exige cambios en la forma de investigar e informar con respecto a las consecuencias “catastróficas” que tendrá el calentamiento global. ¿Qué secuelas provocaría el colapso?

sequía; hambre; calentamiento global
La población mundial está caminando hacia un final catastrófico producto del cambio climático.

¡Lo hemos dicho en todos los tonos! ¡Los científicos lo vienen advirtiendo desde hace años! ¡La evidencia es rotunda! ¿Cuándo se le tomará el peso a lo que estamos padeciendo? Y aquí vamos de nuevo, porque mientras se pueda debemos cumplir con informarles como corresponde.

“El mundo debe empezar a prepararse para la posibilidad de un ‘final climático’”, avisa un equipo internacional de investigadores de la Universidad de Cambridge (Reino Unido), el cual propuso una agenda para afrontar los peores escenarios, que van desde la pérdida del 10% de la población mundial hasta una eventual extinción de la especie humana. Así de radical, así de fuerte, así de extremo.

“Hay muchas razones para creer que el cambio climático puede llegar a ser catastrófico, incluso, con niveles modestos de calentamiento”, sostiene Luke Kemp, uno de los autores principales de la investigación.

En el artículo publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS), los científicos le piden al Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) dedicar un futuro informe al cambio climático catastrófico para impulsar la investigación e informar al público.

“Los caminos hacia el desastre no se limitan a los impactos directos de altas temperaturas o fenómenos extremos. Los efectos en cadena, como las crisis financieras, los conflictos y brotes de nuevas enfermedades, podrían desencadenar otras calamidades”, sostuvo el científico.

¿Camino al colapso?

La modelización realizada por el equipo muestra que las zonas de calor extremo (media anual superior a 29 °C) podrían alcanzar a dos mil millones de personas en 2070. Estos lugares no sólo son densamente pobladas, sino que también de las más frágiles políticamente.

“En 2070, las consecuencias sociales y políticas afectarán a dos potencias nucleares y a siete laboratorios de máxima contención que albergan los patógenos más peligrosos. Hay grandes posibilidades de que se produzcan efectos colaterales desastrosos”, dice Chi Xu de la Universidad de Nanjing (China).

El equipo propone una investigación que incluya lo que denominan los “cuatro jinetes” del fin del clima: La hambruna y la malnutrición, el clima extremo, los conflictos y las enfermedades transmitidas por vectores.

Kristie Ebi de la Universidad de Washington (Estados Unidos) sostiene que se necesita, “un esfuerzo interdisciplinar para entender cómo el cambio climático podría desencadenar una morbilidad y una mortalidad masiva de los humanos”.

Además, el colapso del clima probablemente exacerbaría otras amenazas, afirman los investigadores. ¿Cuáles? Desde el aumento de la desigualdad y la desinformación, hasta el colapso democrático e incluso nuevas formas de arsenal destructivo de inteligencia artificial.