Incendios forestales: 10 veces más peligrosos para la calidad del aire

¿Cómo se llegó a este resultado? ¿Qué compuesto del humo de los incendios forestales puede ser tan dañino para la salud de las personas? Descubre las respuestas en el siguiente artículo.

Tráfico sobre puente con cielo cubierto de humo incendio forestal
El humo de los incendios forestales puede llegar a ser 10 veces más peligroso que cualquier otra fuente de contaminación del aire.

Otra reveladora investigación pone en la palestra un tema que debería tener mayor consideración en los Planes de Descontaminación del Aire en todos los país. Nos referimos a la contaminación que puede llegar a generar el humo de los incendios forestales, estudio que fue publicado en la Revista Nature Communications.

Los resultados son asombrosos y, para llegar a ellos, el equipo científico hizo el conteo del número de personas hospitalizadas en el sur de California. Se consideró el período comprendido entre los años 1999 y 2012. Posteriormente, se comparó con los datos de incendios forestales, ocurrencia del viento Santa Ana y la formación de columnas de humo.

Como conclusión principal, la investigación demuestra que las hospitalizaciones aumentaron hasta 10 veces cuando el humo de los incendios forestales incidía en la calidad del aire de la ciudad. Considerando el escenario de cuarentenas y el aumento de casos por contagios de covid-19, es factible pensar en el colapso dentro de la red de salud cuando se presenta este "cóctel" letal.

¿Por qué es peligroso el humo de los incendios forestales?

Primero que todo, este humo está compuesto de partículas microscópicas que "flotan" en el aire y son conocidas como Material Particulado 2.5 (MP2.5). Estas partículas son 30 veces más pequeñas que un cabello humano. Por ende, al ingresar a nuestro sistema respiratorio, es capaz de ir por el torrente sanguíneo y, como consecuencia, provocar enfermedades.

Entre estos problemas de salud, se encuentran los problemas cardíacos, pulmones en condiciones críticas, accidentes cerebrovasculares, entre otros. Lamentablemente, las consecuencias pueden ser mortales. Además, por muy inmune que sea una persona, de todas maneras se ve afectada.

Si bien, los gases emitidos por los automóviles, fábricas y centrales eléctricas son peligrosos para la calidad del aire, el humo de los incendios forestales es aún peor. Todavía no se sabe con precisión el motivo, pero el estudio señala que es importante considerar esta fuente. Incluso, se debería advertir a la población aledaña a un incendio forestal que está activo, como prevención para su salud.

Salud humana e incendios forestales

Esta estrecha relación ha sido bien documentada en varios países del mundo. El equipo científico resalta que los impactos económicos y físicos de los incendios forestales son elevados. Sin embargo, los impactos sobre la salud de las personas podrían tener una mayor magnitud, pero no se le ha tomado el peso dentro de esta balanza.

Y hablando de incendios forestales... ¿Cómo se forman los pirocúmulos o nubes flammagenitus?

Otra consideración es que, si bien este estudio se realizó entre San Diego y Santa Bárbara, los resultados se deben tener cuenta en todo el mundo. Es decir, esta investigación podría ser válida para Chile, y otras regiones del mundo con alto índice de ocurrencia de incendios forestales.