meteored.cl

Polvo del Sahara lleva partículas radiactivas a Francia

De acuerdo con un reciente hallazgo, en el último evento de polvo sahariano sobre Europa, Francia recibió de vuelta parte de la radioactividad dejara para atrás, hace 60 años, por experimentos nucleares hechos en el desierto argelino.

poeira deserto Saara França
Fotografía del día 06 de febrero de 2021 en la región de Jura, Francia, que muestra la presencia de polvo proveniente del desierto del Sahara. Fuente: ACRO.

En los primeros días de febrero, una espesa nube de polvo sahariano cubrió parte de Europa cambiando el color del cielo y cubriendo la superficie con un polvillo anaranjado. A pesar de ser un fenómeno común, este evento fue relativamente anormal debido a las dimensiones de la pluma. Ahora, un descubrimiento reciente identificó algo aún más singular en este evento.

En Francia, uno de los países más afectados por el polvo, la Asociación para el Control de Radioactividad en Occidente (ACRO) detectó la presencia de un componente radiactivo en el polvo que alcanzó al país. La ACRO midió niveles anormales de cesio-137 en nuestras de recolectadas el día 06 de febrero en un vehículo cubierto por el polvo, en la región de Jura, en la frontera con Suiza.

El cesio-137 es un componente radiactivo que no está presente en la naturaleza, y que se forma necesariamente del proceso de fisión nuclear provocada por una explosión de esta naturaleza. Su tiempo de vida es largo. A cada 30 años este compuesto pierde la mitad de su radioactividad. Luego de 7 ciclos de 30 años, se considera que queda apenas 1% de ella.

La ACRO estima que cayeron 80.000 Bq por km2 de CESIO-137. Es una concentración muy baja que no llega a ser peligrosa para la salud. Lo que sorprende, es la ironía por detrás de lo ocurrido —los componentes radioactivos son fruto de pruebas nucleares realizadas por Francia en el desierto de Argelia en los años 60. Por lo tanto, Francia estaría recibiendo de vuelta la radiactividad que colocó en el desierto del Sahara hace 60 años.

Un poco de historia

El 13 de febrero de 1960 Francia realizó su primera prueba nuclear en el Sahara, en la región de Reggane, Argelia, cuando explotó la bomba nuclear Gerboise Bleue, exponiendo a sus propios soldados y a la población local a la radiación. Desde esa primera prueba hasta la última en 1996, Francia llegó a realizar más de 200 explosiones nucleares, la mayoría en la Polinesia Francesa, pero en los primeros 17 fueron en el desierto argelino.

No es un evento raro

Como mencionado anteriormente, la llegada a Europa de plumas de polvo desde el desierto del Sahara es común, principalmente para los países del Mediterráneo. En la actual temporada, ya han ocurrido por lo menos 3 eventos.

El avance de las plumas de polvo depende de la intensidad y dirección de los vientos en superficie y en los niveles más altos de la atmósfera —las corrientes en chorro— que son responsables por ese transporte intercontinental.

Actualmente, una nueva pluma de polvo está avanzando por el Mediterráneo y llegará a países como España, Francia, Reino Unido y Alemania. En los próximos días podrán volver a repetirse aquellos paisajes anaranjados vistos a comienzos de febrero.