¿Qué podemos esperar de la llegada de La Niña?

La Niña ha llegado. El año pasado también nos estuvo acompañando. Sus efectos están relacionados principalmente con alteraciones en temperaturas y precipitaciones. Descubre más sobre sus implicaciones.

La NOAA lo ha confirmado: la Niña ya está aquí. Este es un fenómeno atmosférico natural que ocurre en el Pacífico tropical. Cuando hablamos de la Niña, nos referimos a la fase fría del patrón climático El Niño-Oscilación del Sur, o "ENSO". Ya van dos eventos consecutivos, tras una transición a través de condiciones neutrales ENSO, y cuando esto ocurre estamos en presencia de "doble inmersión".

No cabe duda: hay un 87% de probabilidad de la llegada de La Niña.

Pero, ¿qué trae consigo la Niña? La disminución anómala de temperatura superficial del mar en el Pacífico centro ecuatorial y el fortalecimiento de los alisios, nos afecta fuertemente en Chile central. Además de reducir las temperaturas a nivel global, este evento altera las precipitaciones de la costa oeste americana. Se espera que la indeseada sequía se prolongue durante esta primavera-verano.