meteored.cl

"¡Corazón frío!": Lo que ocurre con los huracanes cuando tocan tierra

Un nuevo hallazgo meteorológico nos revela los pormenores que ocurren en el interior de un huracán cuando "tocan tierra". La clave está en el cambio de aire que se genera en su "corazón". Aprende más en el siguiente artículo.

Ojo de un intenso huracán
En ocasiones, los huracanes que tocan tierra pueden transformarse en ciclones extratropicales, generando desastrosas inundaciones en zonas geográficas interiores.

Los huracanes son los eventos meteorológicos más potentes que ocurren sobre nuestros océanos. Ellos se alimentan de la humedad producida por las aguas cálidas, logrando intensificarse para recorrer largas distancias. Pero te has preguntado ¿Qué ocurre en el "corazón" del huracán cuando toca tierra?

Para responder esta pregunta, un equipo de científicos realizó una investigación, la cual fue publicada en la Revista Physical Review Fluids (PRF). Los resultados que encontraron indican que, después que el huracán toca tierra, todo el aire cálido de su "corazón" es reemplazado por un núcleo frío.

Este inesperado hallazgo puede ser una valioso respaldo para las predicciones meteorológicas asociadas a estos fenómenos. Además, apoya la gestión eficiente de los recursos en los lugares que se vean afectados.

De huracán a ciclón extratropical

Generalmente, si un huracán toca tierra tiende a debilitarse o "muere". Pero, en ocasiones, un huracán puede intensificarse en las zonas geográficas interiores, provocando desastrosas inundaciones por las fuertes precipitaciones. El pronóstico relacionado a la trayectoria que puede trazar un huracán es una información clave, considerando los resultados de esta investigación.

Los eventos de re-intensificación de los huracanes (ciclones tropicales o tifones, dependiendo de la región del planeta donde nacen) ocurren cuando ellos se transforman en ciclones extratropicales (sistemas de baja presión que se forman fuera del área de los trópicos de la Tierra). Los ciclones tropicales aprovechan la humedad de las agua cálidas para intensificarse.

Por su parte, los ciclones extratropicales obtienen su energía debido a las condiciones inestables que se generan en el aire circundante a ellos. Dicha inestabilidad atmosférica transforma a los huracanes que tocan tierra en sistemas frontales.

¡Para que nos quede más claro!

Una vez que el huracán toca tierra, el aire que ingresa a él contiene menos humedad. A medida que las parcelas de aire se elevan, deben viajar más alto para alcanzar una temperatura lo suficientemente fría para que su vapor de agua se condense. Esta condición retrasa la liberación de calor.

¿Qué significa esto? Que la zona inferior del huracán, donde las parcelas de aire comienzan su ascenso, es algo más fría que el aire circundante. Por ende, el aire cálido que había en el centro del huracán antes que tocara tierra, es reemplazado por aire frío. Es como imaginar que el "corazón" del huracán se transforma de cálido a frío.