Identifican la causa de las anomalías del campo magnético de la Tierra

El campo magnético de la Tierra está controlado por el hierro fundido en el núcleo. Resultados de una investigación reciente sugieren que su enfriamiento no uniforme provoca anomalías. ¿Cómo esto nos afecta?

Tierra; núcleo terrestre
El hierro fundido que gira en el núcleo de la Tierra controla el campo magnético.

El campo magnético de la Tierra circula por todo el mundo y se adentra en el espacio. Está determinado por procesos en las profundidades del núcleo de nuestro planeta, donde las temperaturas superan los 5.000 °C.

Una investigación, publicada en la revista científica Nature Geoscience, sugiere que la forma en que este núcleo supercaliente se enfría es clave para comprender las causas de las peculiaridades o anomalías del campo magnético de la Tierra.

En el centro de la Tierra hay una masa de hierro fundido que se arremolina y actúa como un dínamo. El hierro fundido se mueve y genera el campo magnético global de la Tierra. Las corrientes convectivas mantienen este dínamo girando a medida que el calor fluye desde el núcleo hacia el manto de la Tierra.

Enfriamiento no uniforme

Los geofísicos de la Universidad de Leeds han descubierto que el proceso de enfriamiento no es uniforme en toda la Tierra, y esta falta de uniformidad provoca anomalías en el campo magnético del planeta.

El análisis sísmico ha identificado regiones del manto bajo África y el Pacífico que son particularmente calientes. Las simulaciones computacionales sugieren que estas zonas calientes reducen el efecto de enfriamiento en el núcleo, provocando cambios regionales o localizados en las propiedades del campo magnético.

Las anomalías en el campo magnético de la Tierra causan interferencia con las operaciones de los satélites y las lecturas de la brújula que no muestran la dirección del norte verdadero, pero ¿por qué?

Por ejemplo, donde el manto es más caliente, es probable que el campo magnético en la parte superior del núcleo sea más débil, lo que resulta en un campo magnético más débil que se proyecta al espacio sobre el Atlántico Sur, causando problemas para los satélites en órbita.

“Una de las cosas que hace el campo magnético en el espacio es desviar las partículas cargadas emitidas por el Sol. Cuando el campo magnético es más débil, este escudo protector no es tan efectivo”, explica el Dr. Jonathan Mound de la Escuela de la Tierra y el Medio Ambiente. “Entonces, cuando los satélites pasan sobre esa área, estas partículas cargadas pueden interrumpir e interferir con sus operaciones”.

Earth’s magnetic field controlled from deep within
Las anomalías en el campo magnético de la Tierra podrían impedir que la brújula apunte hacia el norte verdadero. Foto de Mick Haupt en Unsplash.

Los científicos han estado observando la anomalía sobre el Atlántico Sur, pero no está claro si es una característica de larga duración o algo que sucedió más recientemente. El estudio sugiere que las anomalías son causadas por diferencias en la velocidad a la que fluye el calor desde el núcleo de la Tierra hacia el manto. Es probable que el lugar donde ocurran estas diferencias de flujo de calor determine cuánto tiempo podrían durar.

"Los procesos en el manto ocurren muy lentamente, por lo que podemos esperar que las anomalías de temperatura en el manto inferior se hayan mantenido iguales durante decenas de millones de años", dice Mound. “Por lo tanto, esperaríamos que las propiedades del campo magnético que crean también hayan sido similares durante decenas de millones de años.

Sin embargo, el núcleo externo más caliente es una región de fluido dinámico, dice Mound, "por lo que el flujo de calor y las propiedades del campo magnético que causan probablemente fluctuarán en escalas de tiempo más cortas, tal vez durante 100 a 1000 años".

Videos destacados