meteored.cl

Riesgo de incendios aumenta entre Biobío y Los Lagos por tormentas secas

Un "cóctel" poco frecuente en nuestro país, pero que es capaz de originar un gran incendio forestal si no se toman las medidas suficientes, y a tiempo, en las zonas que se podrían ver afectadas.

Incendio forestal cordillera
Los días miércoles y jueves presentarían las condiciones propicias para tormentas eléctricas secas.

Durante la tarde de este martes (17 de enero), la Dirección Meteorológica de Chile (DMC) emitió una alerta por el pronóstico de altas temperaturas desde la Región de Ñuble hasta la Región de Aysén. La validez de esta información se extiende entre la mañana del miércoles (18 de enero) y la tarde del jueves (19 de enero).

Sumado a ello, el desplazamiento de una vaguada en altura (500 hectopascales ó 5.500 metros sobre el nivel del mar) en parte de Chile centro y sur, ha permitido el desarrollo de nubosidad tipo cumulonimbus, que se relaciona con tormentas eléctricas, principalmente en la cordillera y precordillera de la Región de Ñuble y la Región del Biobío.

Tormentas eléctricas secas visitarían la precordillera entre las regiones del Biobío y Los Lagos

Por su parte, el modelo del ECMWF nos está señalando una curiosidad meteorológica, similar a la que se vivió hace unos días con la inestabilidad atmosférica en la zona central. Pero esta vez, el escenario geográfico cambia totalmente, desplazándose hacia el sur de Chile.

De acuerdo a la Corporación Nacional Forestal (CONAF) el 0,3% de los incendios forestales se atribuyen a causas naturales, que incluyen las erupciones volcánicas y las tormentas eléctricas secas.

El problema de esta ocasión no sería la probabilidad de aluviones. Sino que el papel protagónico se lo llevarían las tormentas eléctricas secas. Es decir, hay nubosidad cumulonimbus, truenos, relámpagos, rayos, pero casi nada de lluvia. Las probabilidades más altas para la ocurrencia de tormentas eléctricas secas, se prevén para miércoles (18) y jueves (19) en la tarde, desde la Región del Biobío a la Región de Los Lagos, principalmente en el sector precordillerano.

Rayos previstos y presión; modelo ECMWF
Durante las próximas horas la probabilidad de tormentas eléctricas secas podría aumentar.

Para que aprendamos un poco más sobre esta relación, el tramo geográfico mencionado cuenta con registros de incendios forestales generados por la caída de rayos. Inclusive, con situaciones relacionadas a "rayos tardíos" (cae el rayo y después de unos días se expande el fuego).

El cóctel perfecto para que se originen incendios forestales en el bosque nativo del sur de Chile

Ahora, vamos a armar este cóctel meteorológico, social y cultural para comprender mejor. Ya sabemos que, entre las regiones de Ñuble y Aysén, se elevarán los termómetros el miércoles y jueves de esta semana. Eso también nos indica que la humedad relativa será baja, por lo tanto, este tramo del país será anfitrión de una masa de aire cálido y seco las próximas jornadas.

Mapa ECMWF temperatura del aire miércoles 18 de enero de 2023
Las altas temperaturas superficiales también son parte de las tormentas eléctricas secas.

Si al cóctel se agregamos viento del este, más conocido como viento Puelche en el sur, sabemos que la propagación de incendios forestales es algo inevitable. Y, en esta junta, hay un ingrediente que apareció hace unas horas: la probabilidad de tormentas eléctricas secas debido a la inestabilidad atmosférica que permitiría la formación de nubosidad tipo cumulonimbus.

En este sentido, es de suma importancia la prevención. Recordemos que llevamos un prolongado tiempo de sequía, por lo tanto, el combustible disponible (árboles) está más expuesto al fuego.

Si ya sabemos que las condiciones atmosféricas serán favorables para el inicio de incendios forestales en zonas que hospedan bosque nativo de miles de años, es necesario aplicar esta información en nuestro comportamiento. Y, si estás disfrutando tus vacaciones en las regiones y sectores mencionados, llévate la basura. De esa manera, hay un elemento menos para que se inicie un siniestro que lamentemos más adelante.