meteored.cl

Antártica: hielo marino alcanzó nuevo mínimo histórico en febrero 2022

Condiciones meteorológicas relacionadas al Efecto Foehn predominaron gran parte del verano en la Antártica. Descubre el nuevo récord relacionado al hielo marino en estas latitudes del planeta, mediante la noticia que hemos preparado para ti.

Hielo marino Antártica NASA
En febrero 2022, se registró una nueva cifra mínima de hielo marino en la Antártica: Fuente: NASA.

¡Esto sigue y sigue! El hielo antártico está completando su fase de derretimiento estacional, relacionado al verano del hemisferio sur. En febrero 2022, el Índice de Hielo Marino registró que la extensión de esta variable en la Antártica estaba en su nivel más bajo desde el comienzo de las observaciones en 1979.

El Índice de Hielo Marino cubre tanto la extensión como el área del hielo marino durante los últimos cuarenta años y se actualiza constantemente hasta nuestros días. Consiste en una serie actualizada de gráficos que visualizan las tendencias y la evolución del hielo marino a escala global, hemisférica y regional. Sumado a ello, los datos están disponibles para quienes se interesen en analizar y generar conocimiento científico.

El jueves 24 de febrero de 2022 se alcanzó el valor mínimo con una cobertura de hielo marino de 2,07 millones de kilómetros cuadrados. Con ello, tenemos un nuevo récord histórico de extensión del hielo marino desde el inicio de las observaciones satelitales (hace 44 años). Es más de un 7% inferior al mínimo histórico anterior registrado el año 2017 (2,24 millones de kilómetros cuadrados).

A pesar de esta nueva cifra récord, todavía es complejo concluir a ciencia cierta su tendencia futura a mediano y largo plazo. Antes del año 2015, el hielo marino antártico exhibió una tendencia ligeramente al ascenso durante décadas. De hecho, alcanzó una cobertura récord entre los años 2014 y 2015.

Índice de hielo marino, Antártica
Índice de Hielo Marino Antártico. Línea amarilla muestra el año mínimo récord anterior (2017), la línea roja muestra las mediciones recientes 2022. Fuente: Eumetsat.

A partir de entonces, un cambio abrupto condujo a valores mínimos históricos en 2017. Ello resulto en una de las mayores variabilidades interanuales observadas en la capa de hielo marino. Las grandes variabilidades interanuales han continuado, pero aún no se observa una tendencia clara.

En términos de valores promedio mensuales, febrero 2022 se convierte en el segundo más bajo registrado, después de 2017. La tendencia a largo plazo de febrero es, por primera vez, ligeramente negativa.

El hielo marino antártico cubre vastas áreas oceánicas y puede comportarse de forma independiente entre sí en diferentes regiones. Por lo tanto, una extensión récord no necesita ser aplicable para las áreas de hielo regionales individuales.

En la siguiente imagen se muestra el mapa de la concentración de hielo marino de febrero 2022 y su anomalía del período de referencia climática 1981-2010. Se considera que la mayor pérdida de hielo marino en 2022 se concentrará, especialmente, en el Mar de Ross, hacia el Mar de Amundsen y en la zona exterior de la capa de hielo marino de Weddell.

Mapa hielo marino antártico 2022
Concentración de hielo marino de febrero 2022 (izquierda) y su anomalía del período de referencia climática 1981 - 2010 (derecha). Fuente: Cryo.

Por otra parte, entre el 1 de enero y el 15 de febrero, las condiciones meteorológicas fueron impulsadas por fuertes vientos del noroeste a través de la Península Antártica. Dicho escenario atmosférico generó varios eventos de Efecto Foehn. Por lo tanto, se observó vientos descendentes de características secas y cálidas en algunas laderas de la cordillera.

El viento asociado al Efecto Foehn es capaz de reemplazar una masa de aire frío, en retirada, desde un frente polar. Ello, genera aumentos drásticos de temperatura que en ocasiones puede alcanzar ¡hasta 20 °C de diferencia en cuestión de minutos! Es un fenómeno natural donde la atmósfera interactúa con la geografía y ocurre en varias zonas del planeta. Cuando se produce en Chile, nos referimos al viento Puelche, Raco o Terral.