Crisis en San Vicente y Granadinas por erupción del La Soufrière

El volcán La Soufrière, en el Mar Caribe, continúa en actividad desde que entró en erupción el 09 de abril. La región está en crisis, lo que llevó al Primer Ministro Ralph Gonsalves a realizar un pedido de ayuda a la comunidad internacional.

El volcán La Soufrière, en la isla de San Vicente en el mar Caribe, entró en actividad, luego de 40 años, el pasado 09 de abril. Varios eventos explosivos ya ha ocurrido desde entonces. La mayor explosión de la actual erupción generó flujos piroclásticos por los lados sur y suroeste del volcán.

Actualmente, la isla permanece bajo una lluvia de cenizas, sin energía eléctrica ni agua potable en algunos sectores de la isla, donde cerca de 20.000 personas han sido afectadas directamente por las erupciones volcánicas en San Vicente y Granadinas. Dada la actividad del volcán, es muy probable que estos números aumenten en las próximas semanas y meses.

"Por toda nuestra tierra, los rostros de hombres y mujeres están de luto y ansiosos. Ellos están con gran sufrimiento", dijo el Primer Ministro Ralph Gonsalves al Consejo de Seguridad de la ONU, complementando que su país enfrenta "un desafío monumental de ayuda humanitaria".

La Agencia de Gestión de Emergencias en Catástrofes del Caribe declara que explosiones de esta magnitud o más potentes pueden ocurrir en los próximos días, afectando no solamente San Vicente y Granadinas, sino que también Barbados, Santa Lucía, Granada y Antigua y Bermuda.

Los voluntarios de la Cruz Roja de San Vicente y Granadinas han apoyado los esfuerzos de evacuación, entregando primeros auxilios, promoviendo la prevención de la COVID-19, y distribuyendo agua, mantas, kits de higiene y artículos de primera necesidad a las familias albergadas.

La Agencia de Gestión de Emergencias en Catástrofes del Caribe (CDEMA, por sus siglas en inglés) informó que es probable que nuevas explosiones de intensidad semejante, e incluso mayores, puedan ocurrir en los próximos días, haciendo con que las cenizas afecten no sólo a San Vicente y Granadinas, sino que también Barbados, Santa Lucía, Granada y Antigua y Bermuda, imágenes que también son visibles por satélite, por lo que el volcán continúa en alerta roja.