meteored.cl

Incendios forestales marcan récords en Sudamérica

Arden la Amazonía, el Gran Pantanal, el Chaco, entre otros lugares fundamentales para en biodiversidad del mundo, ¿por qué? Nuestro país se prepara para una temporada intensa.

incendio en Pantanal
La biodiversidad está en grave peligro ante la gran extensión de los incendios que han afectado al continente sudamericano.

¡Arden la Amazonía, el Gran Pantanal, el Chaco! 2020 se ha transformado en un año récord de incendios forestales en Sudamérica. ¿Por qué? Por la deforestación en búsqueda de nuevas tierras para la ganadería y la agricultura, y, además por la sequía y prolongadas olas de calor que han batido marcas en Brasil, Bolivia, Paraguay y Argentina.

“El número de alertas por incendios forestales este año aumentó un 13% en comparación con 2019, periodo récord en Sudamérica y en el mundo”, revela el análisis de WWF y Boston Consulting Group.

Durante el verano pasado se quemó más del 20% del bosque australiano y, posteriormente, la misma tragedia se repitió en las reservas arbóreas del Ártico. Luego vinieron los incendios en Estados Unidos, África y, desde agosto, en gran parte de Sudamérica.

Estudios muestran que en 2020 los incendios en la Amazonía brasileña han superado en un 45% el promedio de los últimos diez años. Este país comparte con Paraguay y Bolivia el Gran Pantanal, el humedal más extenso del mundo, cuyo 15% de su superficie ha sido consumida por el fuego, según el Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales brasileño. Recién este 5 de octubre el gobierno de ese país autorizó el uso de la Fuerza Nacional para combatir este desastre.

Lo mismo ocurre con el Chaco que comparten Brasil, Bolivia, Paraguay y Argentina. Esta es la segunda zona boscosa de Sudamérica después de la Amazonía. Han sido miles los focos de incendio que han cubierto de humo el cielo en Asunción, la capital paraguaya.

Toda esta catástrofe para la biodiversidad, que no sólo deforesta y elimina el hábitat de cientos de especies; sino que aumenta la emanación de dióxido de carbono (CO2), agudiza la sequía y la degradación de los suelos, fue acompañada por récords de calor con máximas superiores a 45° Celsius.

Chile se prepara

El 2 de octubre se publicó en el Diario Oficial el “estado de emergencia preventivo” para 13 de las 16 regiones de Chile (Atacama a Magallanes) ante la nueva temporada de incendios forestales. Esto se origina ante la “disminución de precipitaciones, la sequía acumulada que arrastra el país por décimo año consecutivo, la alta disponibilidad de combustible fino muerto y vegetación con estrés hídrico, circunstancia que se agudiza en los meses de primavera y verano, especialmente por las altas temperaturas pronosticadas”.

Lo anterior se suma al llamado hecho por un centenar de especialistas quienes advierten, a través de una declaración, que “las condiciones para tener tormentas de fuego en los alrededores de Santiago, Valparaíso, Viña del Mar, Rancagua, y todas las ciudades y pueblos aledaños, están dadas para esta y las próximas temporadas”.

Las tormentas de fuego son fenómenos extremos y cada vez más recurrentes ante el aumento de los mega incendios. Estas se generan ante el exceso de calor y humo, los cuales ascienden hasta originar una poderosa nube (pirocumulonimbus) causante de tormentas secas que, a su vez, pueden generar otros focos de incendios.

La Corporación Nacional Forestal (Conaf) afirma que en nuestro país hay cada vez más incendios por causas naturales.

Incendios originados por rayos en Chile:

TemporadaCantidad
2015 - 201615
2016 - 201710
2017 - 201813
2018 - 201953
2019 - 202016

Además, están los tornados de fuego. Christian Venegas, consultor de riegos, afirma que “siempre se forman tornados de fuego en los incendios grandes por el gran calor que generan. Hay pocos registros, pero quienes los combaten saben que son frecuentes. Lo difícil para nosotros es que no sabemos para dónde se moverán. Estos fenómenos llevan pavesas hacia otros sectores y generan incendios secundarios. La gente debe alejarse de ellos”.