meteored.cl

Proyecto GloLitter busca reducir contaminación y limpiar los océanos

El Objetivo de Desarrollo Sostenible 14, se compromete a prevenir y reducir la contaminación marina y a conservar y utilizar los océanos de forma sostenible. Este proyecto busca apoyar esta meta de la Agenda 2030 de las Naciones Unidas. ¿Quieres conocer más detalles? Lee la siguiente nota.

Basura en los océanos
La cantidad de plástico que llega a los océanos, oscila entre 5 y 13 millones de toneladas cada año, y puede multiplicarse por diez en las próximas décadas, si no mejoran las prácticas internacionales de gestión de basura.

La Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) y la Organización Marítima Internacional (OMI), ambas agencias pertenecientes a la ONU, lanzaron recientemente una campaña mundial llamada " Proyecto GloLitter", para proteger los ecosistemas marinos, mediante la reducción de basura y la disminución de la contaminación, derivada de los sectores del transporte marítimo y pesquero.

Campaña mundial llamada " Proyecto GloLitter", busca proteger los ecosistemas marinos, mediante la reducción de basura y la disminución de la contaminación del transporte marítimo y la pesca.

En los próximos meses, los expertos trabajarán con los 30 países asociados hasta ahora, entre ellos: Argentina, Brasil, Colombia, Ecuador y Perú, para brindar asistencia técnica y capacitación a fín de cumplir con los objetivos del proyecto.

Objetivos principales

Para llevar a cabo los lineamientos que cumplan con la protección del entorno marino, la vida humana y los medios de subsistencia, la campaña busca:

  • La adopción de prácticas para la prevención y reducción de los residuos plásticos marinos.
  • Campañas de concientización en los sectores de transporte marítimo y pesquero, fomentando el marcado de las artes de pesca, para que se regresen a sus propietarios en caso de descarte o pérdida.
  • Generar asociaciones público-privadas para impulsar el desarrollo de soluciones de gestión rentables para abordar la basura plástica marina, incluida la disminución del uso de plásticos en estas industrias, así como oportunidades para reciclar productos plásticos o desperdicio.
  • Iniciativas piloto para trabajar con organizaciones dirigidas por mujeres en el sector pesquero, para reducir la utilización de plástico en la pesca, en la elaboración y comercialización del pescado y para recoger el plástico con fines de reciclaje.

Pero, ¿cómo llegan los desechos plásticos al océano?

El principal residuo que reciben los océanos es el plástico y su cadena de contaminación para llegar a ellos, parte por nuestros hogares, en el bote de la basura. Según lo reveló la Consultora McKinsey & Company, de los 260 millones de toneladas anuales de plástico que tiramos en el mundo, apenas reutilizamos el 12%, mientras la gran mayoría termina esparcido por los vertederos y los rincones más sorprendentes del planeta, como en el fondo marino.

Estos residuos plásticos que llegan al mar, son erosionados por las olas y el viento hasta ser convertidos en pequeñísimos fragmentos conocidos como microplásticos. Estas partículas quedan atrapadas en las corrientes marinas formando grandes islas de basura flotante.

Además de esta cadena contaminante, debemos incluir otros factores que influyen en cómo llega el plástico al mar, entre ellos tenemos: la basura de las playas, de la pesca, de la acuicultura, de las aguas residuales, de las rutas de transportes naturales como los ríos, el viento, la lluvia y también del tráfico marítimo.

Importancia de los Océanos

Es crucial preocuparnos de proteger los océanos, ya que juegan un rol fundamental en la vida terrestre, cubren hasta el 70% de la superficie de la Tierra y el 90% de la biósfera.

Proporcionan entre el 50% y el 80% del oxígeno del planeta, siendo algo primordial para el ciclo del CO2. Hoy los océanos se encuentran bajo amenaza y una de las principales causas es la contaminación por desechos plásticos.

Conociendo las directrices de esta campaña mundial, podemos concluir que no es demasiado tarde para tomar acciones concretas, así lo expresó Manuel Barange, director de Pesca y Acuicultura de la FAO. "La basura plástica tiene un impacto devastador en la vida marina y la salud humana. Esta iniciativa es un paso importante para abordar el problema y ayudará a proteger el ecosistema oceánico, así como los medios de vida de quienes dependen de él".