Día Meteorológico Mundial 2021: los océanos, nuestro clima y el tiempo

La relación que existe entre el océano y la atmósfera es invaluable e imprescindible para nuestros climas. A continuación, conoce los desafíos que propone la Organización Meteorológica Mundial en esta nueva conmemoración.

Tormenta eléctrica sobre el mar
El Día Meteorológico Mundial 2021 se enfoca en la interacción natural que existe entre el océano y la atmósfera.

Cada 23 de marzo se conmemora el Día Meteorológico Mundial y, este año el foco está puesto en la interacción natural que existe entre el océano y la atmósfera. Recordemos que los océanos cubren el 70% de la superficie terrestre, aproximadamente, siendo uno de los factores principales del tiempo atmosférico y los climas del planeta.

Por otra parte, este día marca el inicio del Decenio de las Naciones Unidas de las Ciencias Oceánicas para el Desarrollo Sostenible (2021-2030). El objetivo de esta instancia es impulsar los esfuerzos para reunir las ciencias oceánicas, mediante ideas transformadores que apoyen el desarrollo sostenible del planeta. De esta manera podemos comprender el mundo que habitamos y fortalecer la capacidad para mantener seguras nuestras vidas ante los riesgos que generan las condiciones meteorológicas extremas.

Lo que están comunicando los océanos

Es impresionante, pero el calor de los océanos ha llegado a niveles récord y la acidificación ha arrasado con todo a su paso. El hielo marino se derrite continuamente, provocando que el aumento en el nivel del mar se haya acelerado.

Pero eso no es todo. Las cálidas temperaturas oceánicas fueron cruciales en la temporada de huracanes 2020, principalmente en el Atlántico. Además, se registraron ciclones tropicales inusualmente intensos en los Océanos Índico y Pacífico Sur. Una de las consecuencias más impactantes fueron las marejadas ciclónicas que, sin lugar a dudas, nos dieron a conocer el tremendo poder que tiene el océano.

Los desafíos de la Organización Meteorológica Mundial

En vista de todo lo ocurrido durante los últimos eventos, la Organización Meteorológica Mundial (OMM) ha manifestado un gran interés en apoyar la investigación, las observaciones, las predicciones y los servicios. De esta forma, se logra aunar el océano, la atmósfera, la litósfera y criósfera.

Los grandes "vacíos" que existen en las estadísticas, sobre todo para los datos oceánicos, dificultan la capacidad de pronosticar, con una mayor precisión atmosférica, a mediano y largo plazo. También, es importante contar con un acceso libre y abierto a los datos de todo el sistema climático. Como consecuencia, se podrían gestionar de manera eficiente los recursos para que los impactos económicos fueran menores.

La atmósfera también influye en la economía... Pérdidas billonarias en EE. UU. por desastres climáticos en el 2020.

Con más del 40% de la población mundial viviendo a menos de 100 km de la costa, la necesidad de mantener a las personas a salvo ¡es urgente! Asimismo, casi el 90% del comercio mundial se realiza a través del mar, siendo una viaje expuesto a los peligros inminentes de los fenómenos meteorológicos extremos. "Para comprender nuestro tiempo y clima, necesitamos saber más sobre los océanos... para hoy y para el futuro".