meteored.cl

Sequías severas pueden comenzar en los océanos

Estudio indica que masas de aire de baja humedad se forman en el océano y migran miles de kilómetros, de manera parecida a como los huracanes se comportan, aunque a un ritmo más lento, pudiendo alcanzar áreas continentales y provocar impactos negativos.

gran lago sin agua producto de la sequía
Así como los huracanes, las masas de aire seco pueden llegar a tierra, aunque, por su desplazamiento lento, se puede mejorar la predicción de sequía.

Las sequías pueden ser generadas por diversos fenómenos climatológicos que desencadenan la falta de lluvia. Vastas extensiones de suelo duro, resquebrajado y con plantas secas, son imágenes comunes que se vienen a la mente cuando el asunto es sequía. Sin embargo, investigaciones recientes sugieren que períodos desastrosos de sequías pueden haberse desarrollado en el lugar más húmedo de todos: el océano.

Sin una frecuencia definida, las masas de aire seco de forman y migran miles de kilómetros sobre el mar, de forma parecida a como lo hacen los huracanes. Estas regiones de aire seco, sin embargo, cambian de forma a medida que se desarrollan y se mueven mucho más lentamente que un huracán, pudiendo llevar meses para alcanzar el continente.

Sin embargo, el largo tiempo de viaje de esta sequía, recién reconocido, puede ayudar a los meteorólogos en los pronósticos de cuándo el fenómeno llegará a regiones importantes, pues su impacto puede amenazar la seguridad alimentaria y también la del agua.

Los responsables por este descubrimiento, Julio Herrera Estrada y su supervisor de post doctorado en la Universidad de Stanford, Noah Diffenbaugh, dicen que pensar en las sequías como un peligro dinámico es una idea muy reciente. "No es una cosa obvia para desarrollar en la cabeza. Es un poco contra-intuitivo pensar en sequías en el océano, porque él está húmedo", dice Herrera Estrada.

Los investigadores analizaron datos meteorológicos históricos, entre 1981 y 2018, de las áreas terrestres y marítimas de todo el mundo, con humedad atmosférica relativamente baja. Monitoreando su morfología y cómo las masas de aire seco se movían en el espacio y tiempo.

Sequías terrestres

Herrera Estrada y Diffenbaugh descubrieron que la mayoría de las masas de aire seco comenzaron y terminaron completamente en el océano o en la tierra. Pero una de cada seis sequías que afectaron regiones continentales, tuvieron su origen en el océano, y bautizaron este fenómeno de "sequía terrestre".

Las sequías terrestres son particularmente extremas en comparación con las convencionales. En promedio, pueden ser un tercio más intensas y crecer cuatro veces más rápido. Los investigadores no indagaron el porqué de la gravedad, pero piensan que pueda deberse a diferentes patrones atmosféricos.

Puede parecer poco natural pensar que la sequía se forme en el océano, y la tendencia de ver las sequías como un peligro en movimiento es algo muy reciente.

Los puntos críticos para las sequías terrestres incluyen el oeste de América del Norte, el este de América del Sur, el sudoeste de África y el este de Asia. Los investigadores aún no saben con seguridad los motivos, y dicen que los factores que forman o influencian el fenómeno pueden variar en diferentes partes del mundo.

Chris Funk, director del Centro de Riesgos Climáticos de la Universidad de California en Santa Bárbara, es el responsable por desarrollar sistemas de alerta temprana de sequías para los países africanos, encontró en trabajo emocionante.

Represa; río; escasez de agua
Las sequías comprometen la generación de energía, el abastecimiento de agua para consumo humano, la capacidad de riego para la producción agrícola. Es un problema de amplio impacto.

Funk cree que las secas terrestres son potencialmente previsibles. Agregó que planea incluir el monitoreo de las secas terrestres en sus sistemas de alerta temprana, por ser posible rastrearlas a centenas o incluso miles de kilómetros de la costa africana.

La sequía convencional afectó más personas en el mundo que tsunamis, terremotos o cualquier otro peligro natural en los últimos 40 años, matando y haciendo migrar personas por millones, de acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación.

Cuando la sequía se forma en el océano, la gravedad se potencia, lo que vuelve al estudio fundamental para nuevas investigaciones, y refuerza el pronóstico y preparación en los puntos críticos, aún más en el escenarios de cambio climático, que las está haciendo todavía más graves.