meteored.cl

Charles Darwin y diversidad biológica: fortaleciendo los bosques

A medida que avanzamos, vamos encontrando más soluciones en las raíces del conocimiento, en el saber ancestral. Esta vez nos volcaremos en una relevante observación que hizo Charles Darwin hace más de 150 años.

Mujer feliz en medio del bosque
Charles Darwin nos dejó como legado una idea genial que debemos considerar para adaptarnos al cambio climático

A lo largo de nuestra historia han existido personas con ideas geniales, pero que han sido burladas por mentes "más estrechas". Hoy nos enfocaremos en una idea poderosísima que planteó el biólogo Charles Darwin, hace ¡más de 150 años!

Más mezcla ¿más fuerza?

Suena como la receta de un pastel y, en realidad, la riqueza que tiene esta idea no tiene precio. Lo que tiene es un alto valor para la vida de nuestro planeta. Por ende, apunta a la raíz de la especie humana: la salud.

Hace un siglo y medio, Charles Darwin observó que cuando hay una mayor mezcla de especies plantadas, existe un crecimiento fortalecido de ellas. Como consecuencia, los ecosistemas cuentan con una diversidad biológica que ya quisiera cualquier equipo de investigación.

Y ¿qué tiene que ver eso con nuestra salud? Desde el jardín infantil, se nos enseñó la importancia del ciclo que tienen las plantas en el planeta. Claro, porque absorben dióxido de carbono y nos otorgan oxígeno; gas atmosférico que se encuentra en una cantidad cercana al 20% en la atmósfera y que es primordial para generar vida en la Tierra.

Como seres humanos, jamás vamos a igualar la tecnología depurativa del aire que nos ofrecen los bosques nativos. Es cuestión de imaginar que estamos en medio de la selva valdiviana o en la cordillera de Nahuelbuta para sentir ese aire fresco que, cuando está en su esplendor, llega a nuestra nariz una sutil brisa dulce ¿cómo no va a ser imprescindible la existencia de estos ecosistemas?

Por otra parte, diversos equipos de investigación analizan el rendimiento que pueden tener los bosques nativos. Lo que sí aseguran es que todos estos árboles almacenan el carbono de forma segura ¿algo más que deberíamos saber?

Árboles sanos, más captura de carbono

Cuando hay diversidad de árboles, sumado a distintas edades de estas especies, los bosques son más saludables. Además, son capaces de crecer cuatro veces más fuertes, generando una mayor captura de carbono. Pero no es llegar a un lugar y plantar distintos tipos de árboles ¡no señores! porque esto va de la mano con la calidad del suelo, recordándonos que la Naturaleza tiene sus complejidades que, a veces, nos cuesta comprender.

Definitivamente, Charles Darwin nos dejó una gran legado de conocimiento. Él fue capaz de "sumergirse" en la Naturaleza para otorgarnos un sentido común ecológico. Como ingrediente final y económico, contar con árboles de distintas edades proporciona más puestos de trabajo a lo largo del año. En el caso de nuestro país, es necesario el replanteamiento de la política forestal respecto a los monocultivos. No puede ser que, por un pino radiata, se arrase con nuestras araucarias milenarias.