meteored.cl

¡Es oficial! Chile será base de avión telescopio de la NASA

A pocos días de su llegada, Chile prepara la base operativa que recibirá al Boeing 747 que lleva a bordo el telescopio SOFIA. Este pudiera ser un gran avance para la investigación científica que se lidera desde el país. Conoce aquí la noticia.

SOFIA
SOFIA llegará pronto al aeropuerto chileno Arturo Merino Benítez y realizará vuelos por dos semanas. Créditos: Alexander Golz.

Se avecinan tiempos de logros científicos en Chile. Parte el mes con la aprobación de la ley de cambio climático y continúa con sorpresas: este viernes 18 de marzo llega a Pudahuel el telescopio aerotransportado más grande del mundo. La NASA oficializa que Chile será base del Stratospheric Observatory for Infrared Astronomy (SOFIA), desde donde despegará para realizar las observaciones del hemisferio sur.

El país, considerado la mayor ventana de observación astronómica del mundo, pondrá a disposición su territorio para llevar a cabo la misión SOFIA que operará, como primera etapa, por dos semanas. El avión telescopio salía anteriormente desde una base en Nueva Zelanda, pero cerró sus fronteras debido a la pandemia. Ahora entrará en funcionamiento la base operativa ubicada en el recinto Bodegas Sur Poniente (en Nuevo Pudahuel).

En noviembre de 2021 visitó Chile un equipo de evaluación, integrado por el jefe de operaciones de la misión SOFIA, Ed Harmon, el piloto de investigación Andrew Barry y otros representantes, para definir si era propicio el lugar para los despegues y aterrizajes del observatorio aéreo. La colaboración con la NASA se hizo efectiva este mes: Chile se posiciona como destino de investigadores que requieran explorar el cielo del sur.

Este observatorio es un avión Boeing 747SP modificado que porta un telescopio reflector de 2,7 metros. SOFIA vuela a 14.000 metros de altura: alejado de la superficie, este telescopio alcanza a observar con mayor nitidez el espacio profundo, ya que la distorsión generada por la atmósfera en las imágenes no es un problema.

Es probable que la aeronave regrese al territorio nacional entre junio y septiembre dependiendo de factores climáticos, señala EMOL.

Conociendo más a SOFIA

SOFIA puede captar detalles que no pueden ser detectados por los telescopios terrestres debido a que vuela en la estratosfera, es decir, por encima del 99% de la atmósfera que bloquea el infrarrojo de la Tierra, explica la NASA.

Entre sus ventajas está la de poder realizar observaciones en todas las partes del mundo: en ocasiones ocurren eventos transitorios sobre océanos (donde no hay telescopios) y SOFIA puede estudiarlos. Desde el hemisferio sur, puede captar con mayor nitidez la Gran Nube de Magallanes o el centro de nuestra propia galaxia, la Vía Láctea.

SOFIA está especialmente diseñado para observar el universo infrarrojo. En algunos casos, los objetos distantes pueden ser vistos sólo por la luz infrarroja que emiten, puesto que las nubes de gas y polvo bloquean la luz emitida por ellos, pero la energía infrarroja atraviesa estas nubes.

Hasta el momento, la NASA ha recopilado datos con el telescopio del nacimiento y muerte de estrellas; la formación de nuevos sistemas solares; planetas, cometas y asteroides en nuestro sistema solar; agujeros negros en el centro de las galaxias; entre otros. Con SOFIA fue posible detectar por primera vez agua en la superficie iluminada de la Luna.

Recientemente, se pudo estudiar el carbono ionizado de la galaxia cercana Caldwell 30, teniendo en cuenta su inclinación; también se descubrió que los campos magnéticos ayudan a dirigir el polvo y el gas hacia el agujero negro supermasivo en el centro de la galaxia: fue SOFIA quien protagonizó estos grandes hitos de la astronomía infrarroja.