meteored.cl

Septiembre astronómico: Luna de cosecha, oposición de planetas y equinoccio

Eventos sorprendentes tendremos durante el mes. La oposición de Neptuno y de Júpiter, será un buen momento para observar planetas. Finalizando el mes, llegará la primavera en el hemisferio sur y el otoño en el hemisferio norte. Descubre esto y más curiosidades aquí.

equinoccio
Este año el equinoccio de septiembre ocurrirá durante la noche del 22.

En comparación con agosto, que tuvo la última superluna del año y una lluvia de estrellas bastante activa, este mes tendrá un cielo más tranquilo: aún así, depara sorpresas para los más apasionados de la astronomía. Podremos observar dos oposiciones de planetas, Mercurio estará en conjunción solar inferior y llegará la primavera en el hemisferio austral.

El perigeo lunar ocurre todos los meses, es decir el acercamiento máximo de la Luna a la Tierra: en septiembre, no coincidirá con la Luna llena pero de igual modo se verá más cerca de lo habitual hoy sábado 3 de septiembre. Y justamente en una semana, el 10 de septiembre, la Luna se llenará. El plenilunio más cercano al equinoccio de septiembre se llama “Luna de Cosecha”. Entre todos los nombres dados a nuestro satélite, este es el más famoso. En la antigüedad, septiembre fue tomado como el mes de la cosecha en el hemisferio norte. Este día, la Luna sale casi una hora más temprano de lo habitual: sin embargo, en el hemisferio sur ocurre lo opuesto.

Júpiter
Reciente imagen tomada por el telescopio espacial James Webb de Júpiter. Se pueden observar sus auroras polares, anillos y sistema de satélites. Crédito: NASA/ ESA/ CSA

Neptuno estará en oposición el 16 de septiembre, lo que permitirá verlo con mayor nitidez. En esta ocasión, el planeta azul será mejor visto desde el hemisferio norte. Los más afortunados, podrán localizarlo en la constelación de Acuario, de preferencia con un telescopio. Pero esta no será la única que tendremos en el mes: Júpiter también entrará en oposición el 26 de septiembre. ¡Este será el acercamiento más grande a la Tierra del planeta masivo desde 1963! Se podrían incluso ver sus cuatro lunas galileanas.

Cuando se alinean el Sol, la Tierra y un planeta exterior, ocurre la oposición de planetas, que generalmente coincide con el perigeo.

Días antes, ocurrirán dos eventos: el viernes 23, Mercurio estará en conjunción solar inferior y se dará el equinoccio de septiembre. El Sol quedará entre la Tierra y Mercurio, lo que permitirá observar el planeta principalmente al amanecer: mira al horizonte y podrás detectar un punto fijo de color rojo, comenta National Geographic. Es importante cuidar la vista de la exposición a los primeros rayos de la mañana. El mismo día a la 01:04 UTC, comenzará una nueva estación: en hora local de Chile, la primavera llega oficialmente a las 22:04 del día anterior.

¿Por qué ocurren los equinoccios?

Cada seis meses, primero en marzo y luego en septiembre, un equinoccio divide el día de la Tierra casi a la mitad, lo que hace que el día y la noche tengan cada uno doce horas aproximadamente. En el equinoccio, los rayos solares caen perpendicularmente sobre el ecuador .

Dato curioso: si te encuentras en el ecuador en este día, no tendrás sombra al mediodía.

Nuestro planeta normalmente orbita alrededor del Sol sobre un eje que está inclinado 23,5 grados, lo que significa que los hemisferios se compensan por recibir más calor del Sol, detalla National Geographic. ¿Y qué ocurre durante el equinoccio? La órbita de la Tierra y su inclinación axial quedan perpendiculares, lo que permite que el Sol trace la línea divisoria entre las partes claras y oscuras del planeta, el llamado terminador o zona crepuscular, a través de los polo norte y sur, agrega la revista científica. ¡Te deseamos un buen inicio de primavera!