meteored.cl

Lo más reciente de la NASA: predecir erupciones volcánicas con NACHOS

Lees bien, porque no nos referimos a los "nachos" comestibles, sino a un nuevo nanosatélite de la NASA. Pon atención, porque esto es de interés global, tanto para las erupciones volcánicas como para la calidad del aire.

Erupción volcánica desde el espacio
El objetivo de NACHOS es lograr predecir erupciones volcánicas antes de que ocurran y monitorear la calidad del aire en el mundo.

Después de las erupciones volcánicas ocurridas en La Palma y Tonga, las mentes científicas han "salido al rescate" para proporcionarnos nuevas herramientas. Una vez más, la Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio de los Estados Unidos (NASA), se ha lucido con tecnología de última generación para la humanidad.

Te hablamos de Nano-satellite Atmospheric Chemistry Hyperspectral Observation System (NACHOS). El objetivo principal es generar una capacidad de imagen hiperespectral de "gases traza" en una plataforma CubeSat, con eventuales constelaciones de múltiples satélites. Es preciso mencionar que con CubeSat nos referimos a satélites tan pequeños que sólo alcanzan algunas decenas de centímetros.

Para que nos hagamos una idea, tomaremos de referencia la imagen. La foto principal corresponde a NACHOS y la foto de la parte superior izquierda es un instrumento para monitorear el ozono, conocido como OMI. Sólo el instrumento de OMI pesa 65 kg, mientras que NACHOS completo llega a pesar sólo 4 kg. ¡La diferencia en dimensiones es impresionante!

NACHOS y OMI
La estructura del nano satélite NACHOS es tan pequeño y liviana que se puede tomar con una mano. Fuente: NASA.

¿Cuál es la función principal de NACHOS? Debe monitorear la desgasificación pasiva de bajo nivel en volcanes con actividad reciente. Para que lo comprendamos mejor, cuando un volcán inactivo "despierta" comienza a emitir dióxido de azufre antes de que se detecte su actividad sísmica. Por ende, NACHOS otorga la oportunidad de conocer el potencial de erupción de un volcán antes de que esto ocurra.

Y ¿por qué NACHOS mide "gases traza"? Es una buena pregunta si has leído con atención hasta aquí. Los gases traza que se encuentran en la atmósfera, ya sean de fuentes artificiales o naturales, nos entregan el saber respecto a la diversidad de sistemas terrestres. De esta manera, con NACHOS es posible localizar la presencia de gases traza en una escala menor a un kilómetro.

NACHOS detectará variaciones en las emisiones de gases traza, como el dióxido de azufre, en una escala inferior a un kilómetro.

Por lo tanto, este nano satélite no sólo es un plus para la ciencia, sino que también para la especie humana. Con NACHOS podremos saber con anterioridad la ocurrencia de algún evento volcánico o de contaminación del aire, transformándose en una herramienta para tomar las medidas necesarias de prevención, minimizando los efectos negativos sobre nuestra salud y la biodiversidad de un lugar.

Los futuros desafíos de la NASA

Podríamos pensar que eso es todo, pero no. Dentro de los próximos pasos están las pruebas ambientales de calificación final, incorporando modificaciones basadas en lecciones aprendidas de pruebas de vibración anteriores. Se añade las pruebas al sistema completo del satélite.

El enfoque está en la validación de la tecnología, pero la meta es hacer ciencia en el proceso de estas pruebas. Como puedes ver, la información satelital no es sólo para hacer seguimiento a la atmósfera y analizar las probables condiciones meteorológicas que se presenten en un lugar. También se aplica para conocer mejor a la Naturaleza y sus ciclos, permitiendo que nos adaptemos como especie humana ante sus eventos.