meteored.cl

Núcleos de hielo ponen al descubierto una tormenta solar extrema

Se han encontrado evidencias de una tormenta solar extrema en algunos núcleos de hielo tomados en Groenlandia y la Antártida. El evento habría ocurrido hace 9.200 años. Aquí están los resultados del estudio. ¿Qué pasaría con tal evento hoy?

tormenta solar
Se han encontrado vestigios de una tormenta solar excepcional en algunas muestras de núcleos de hielo de Groenlandia y la Antártica.

Un equipo de investigadores ha encontrado rastros de una gran tormenta solar —una de las más intensas de la historia— en núcleos de hielo de Groenlandia y la Antártica. Según un estudio, publicado el pasado mes de enero en Nature Communications, es uno de los eventos más intensos jamás detectados y habría ocurrido hace unos 9200 años atrás.

Durante las tormentas solares, el Sol expulsa grandes cantidades de partículas energéticas que pueden reaccionar con los componentes de la atmósfera terrestre y producir radionúclidos de origen cósmico, como el berilio-10 (10Be), el cloro-36 (36Cl) y el carbono-14 (14C). El estudio midió datos de algunos de estos elementos en los núcleos de hielo de Groenlandia y la Antártida, detectando uno de los mayores picos de producción de 10Be y 36Cl jamás registrados.

Para caracterizar una tormenta solar en núcleos de hielo, tanto el berilio cuando el cloro deben encontrarse en forma simultánea.

“Cuando medimos radionúclidos en testigos de hielo, si encontramos picos en berilio y cloro —explica Chiara Paleari a MEDIA INAF (del Instituto Nacional de Astrofísica de Italia), estudiante de doctorado en la Universidad de Lund y primera autora del estudio— podemos decir que estamos ante una tormenta solar. Deben estar presentes ambos elementos, no se puede estar seguro si se encuentran únicamente picos de berilio ya que estos también pueden ser causados por otros fenómenos, como erupciones volcánicas”, agrega.

Tormenta solar extrema hace unos 9.200 años atrás

Este pico probablemente fue producido por una tormenta solar extrema que golpeó la Tierra hace unos 9.200 años. La página del INAF informa que, entre las descubiertas y reconstrucciones hasta el momento esta tormenta compite por la primera posición con otro evento excepcional que habría ocurrido en el 774/5 d.C., y que explicaría el máximo de carbono-14 observado en los anillos de crecimiento de especímenes de árboles antiguos en Japón.

¿Qué pasaría si una tormenta solar tan fuerte golpeara la Tierra hoy?

En los últimos años se han producido intensas tormentas solares, pero esta, descubierta en el estudio de los núcleos de hielo, es mucho más importante. Sin duda, un evento de este tipo tendría grandes consecuencias para nuestra sociedad, que depende en gran medida de las telecomunicaciones y del uso de satélites, siendo estos últimos los primeros a sentir las consecuencias de las tormentas solares intensas. Desde hace tiempo también se habla de un posible "apagón global" de Internet tras un evento especialmente intenso.

Una de las tormentas geomagnéticas más grandes y recientes jamás observadas por los astrónomos es la de 1859, conocida como el evento Carrington. Esta poderosa tormenta generó auroras boreales de gran extensión, que fueron visibles en latitudes tan al sur de Europa como Roma, y provocó el colapso del sistema de telecomunicaciones de la época, que se basaba en el telégrafo. Los cables que transportaban información a distancia se fusionaron y hubo un gran apagón de información en un mundo que todavía estaba muy lejos de la hiperconectividad actual. Un evento de esta escala en la actualidad tendría consecuencias mucho mayores.