meteored.cl

¿Riesgo de un gran terremoto? 55% de la falla de Ramón está urbanizada

Cerca de 3 millones de personas viven en la zona que podría sufrir un sismo de magnitud 7,5. En todo caso, el que exista el riesgo no quiere decir que el terremoto sea inminente. Conoce de qué se trata, porque es distinto a los movimientos telúricos que sentimos habitualmente.

sismógrafo
La mayoría de de los sismos que se registran en Chile no son sentidos por la población.

En Chile se producen cerca de 7.000 movimientos telúricos al año y de ellos, la gran mayoría, ni siquiera son percibidos por los seres humanos. Lo anterior debido a que los sismos más numerosos no superan la magnitud 3 de acuerdo con la información del Centro Sismológico Nacional (CSN) de la Universidad de Chile.

Casi todos los temblores que se registran en el país son producidos por la subducción de la placa de Nazca bajo la Sudamericana, es decir, son sismos costeros. Pero también está el riesgo se sufrir las consecuencias de los movimientos telúricos cuyo origen se encuentra en fallas tectónicas como, por ejemplo, la falla de Ramón.

Una falla es la discontinuidad o fractura de la corteza terrestre, es decir, son bloques de rocas que se desplazan en diferentes direcciones. Hay distintos tipos de fallas según su movimiento. Están las que se mueven de manera horizontal (falla de San Andrés en California) y otras que lo hacen de forma vertical, es decir, con un bloque de roca que se alza o que baja. Esta última se llama falla inversa, precisamente, así es la falla de Ramón. Esta falla es un bloque de roca que se eleva en la cordillera de Los Andes”, ilustra el geógrafo e investigador, Pablo Salucci.

¿Riesgo inminente?

“Debemos entender que el sismo no es inminente, porque da la sensación de que puede ser pronto y no es así. El tema es que el riesgo está y hay que tenerlo siempre presente, asumido, conversado y estudiado”, sostiene Salucci.

El sismo no es inminente, aunque el riesgo está y hay que tenerlo presente, asumido, conversado y estudiado.

La falla de Ramón se reconoció en la década del 50. “Esta falla inversa es sismogénica, es decir, es capaz de generar sus propios sismos. Se ha descubierto que esta falla ha registrado dos grandes terremotos hace 16.000 a 8.000 años, esto no quita que se hayan producido movimientos menores en otros periodos”, revela el geógrafo de la Universidad Católica.

Cordillera de Los Andes; Santiago
"Toda la base de la cordillera de Los Andes en la zona central estaría limitada por fallas".

La falla geológica en la sierra de Ramón (Región Metropolitana) se ubica a unos 10 a 12 kilómetros bajo la superficie terrestre. Su longitud alcanza los 50 kilómetros, aunque “todo indica que sigue más al sur del río Maipo y al norte del río Mapocho. Es decir, toda la base de la cordillera de Los Andes en la zona central estaría limitada por fallas”, sostiene el especialista.

Terremoto 7,5

Volvemos a remarcar que no es un terremoto que sea inminente. Los sismos fuertes en fallas son menos regulares que a los que nosotros estamos acostumbrados con los de subducción. ¿Puede haber un terremoto? Sí, pero no se sabe cuándo.

Un sismo en esta zona podría llegar a tener una magnitud de 7,5. La gente puede decir, en Chile un 7,5 no es tanto; pero el tema es que estas fallas con corticales, es decir, de poca profundidad”, resalta Pablo Salucci.

- ¿Qué significa eso?

“Un sismo en esta falla sitúa su hipocentro a unos 10, 15 o máximo 20 kilómetros de profundidad, por lo tanto, la distancia entre el hipocentro (origen) y el epicentro (superficie) es poca y la energía se disipa menos que en los sismos profundos de la costa. Por la tanto la aceleración puede ser muy intensa sumado a que puede haber desplazamientos de bloques en la vertical, es decir, que los bloques de roca pueden subir alrededor de 2 a 3 metros”.

- Con un terremoto de magnitud 7,5 ¿el terreno podría elevarse 2 a 3 metros en la zona de la falla?

“Exactamente. Podría haber un alzamiento de bloques”.

- ¿Qué ejemplo nos puedes dar de aceleración?

“En el terremoto de 2010 la aceleración del suelo estuvo cercana al 30%. Aquí estamos hablando que podríamos llegar al 60 a 70% de aceleración. El tema es que, por las características de estos sismos, el impacto mayor se sentiría en la zona de la falla. No abarca una superficie tan amplia como estamos acostumbrados. Otra característica de estos sismos de falla es que son de breve duración, no se extienden por tanto tiempo como los costeros que duran minutos”.

- ¿Qué debemos hacer ante este riesgo?

Tenemos un 55% de la falla urbanizada y ese es un tema que nos debe impulsar a dos acciones: actualizar el plano regulador de la Región Metropolitana que reconozca esta falla y actualizar la norma sísmica. Se requiere no urbanizar el 45% de la falla generando zonas de protección, prohibir los permisos de edificación y la gente que vive ahí debe informarse”.

Se estima que más de 3 millones de personas se verían afectadas ante un terremoto en la falla de Ramón que cruza, entre otras, las comunas de Vitacura, Las Condes, La Reina, Peñalolén, La Florida y Puente Alto.