¿Cómo sería una “casa” en el espacio? Conoce la EEI por dentro

¿Cuán grande es la nave donde los astronautas viven y trabajan en el espacio? ¿Cómo se genera la energía eléctrica que necesitan? ¿Y el oxígeno que necesitan para respirar? ¿A dónde van a parar los desechos sólidos? Descubre aquí las respuestas.

EEI
La EEI estará en operación después del 2028, aunque fue concebida para solo 30 años en el espacio.

La Estación Espacial Internacional (EEI) fue lanzada el 20 de noviembre de 1998 y desde entonces ha sido un centro de investigaciones en el espacio, que ha albergado a científicos de 18 naciones para realizar estudios de biología, física y meteorología entre otras disciplinas. Fue construida con la colaboración de 16 países, entre los que se encuentran Estados Unidos, Canadá, Rusia, Japón, Francia, Italia, España y Brasil, entre otros, a un costo aproximado de 93 mil millones de dólares. Actualmente se compone de tres módulos: Destiny, Columbus y Kibo, laboratorios de investigación de la NASA, la ESA y la JAXA, respectivamente.

En sus 109 metros de largo y 51 metros de ancho se sitúan los instrumentos de navegación, salas de control y el espacio habitable para la tripulación, este último con 2 baños y un gimnasio, entre otras facilidades para la vida de los astronautas.

Vista desde la Tierra la EEI es el tercer objeto más luminoso en el espacio, solo superado por la Luna y Venus.

A la Estación se pueden acoplar simultáneamente hasta 6 naves transportadoras, con las que llega a alcanzar un peso de 419.725 kg. Su velocidad de traslación orbital es de 7,66 km/s, es decir, le da 16 vueltas a la Tierra en 24 horas, por lo que es posible que cada día los astronautas puedan disfrutar de igual número de atardeceres y amaneceres.

Y ¿cómo se logra vivir dentro?

La generación de la energía eléctrica es fotovoltaica, a través de un sistema de 8 paneles solares, de 34 m de largo y 11 m de ancho, y baterías recargables de iones de litio. La corriente eléctrica en la EEI es 120 v y continua (CC), por lo que todos los aparatos eléctricos deben ser fabricados para esta exigencia.

El oxígeno indispensable para la supervivencia humana se logra a través de un proceso de electrólisis con la corriente generada desde los paneles solares de la Estación, separando las moléculas del agua. Un sistema de recuperación de líquidos permite que el 65% del agua que se consume sea reciclada.

¿Por dónde está pasando la EEI justo ahora? Esta es su ubicación en tiempo real.

La temperatura dentro de la EEI oscila entre los 18 y 23 °C (mientras en el exterior oscilan entre -160 y +120°C) y es controlada por un Sistema de Control Térmico (Active Thermal Control System ATCS, por sus siglas en inglés), combinando el aislamiento y un sistema de recirculación de fluidos.

Los desechos sólidos generados por la tripulación se colectan en envases higiénicos y son destruidos durante el ingreso de la nave transportadora (o de carga) que los retira de la EEI. En tanto la orina se recolecta por separado e ingresa al sistema de recuperación de líquidos destinados a los sistemas de generación de oxígeno.

Por otro lado, la estación espacial China: ¿similar o diferente?

El 29 de abril de este año la Administración Espacial Nacional de China (CNSA) puso en órbita el primer módulo de lo que será su Estación Espacial. El módulo central de la futura estación, que llevará por nombre Tiangong (Palacio Celestial), tiene una longitud total de 16,6 m y diámetro máximo de 4,2 m. Están previstos otros once lanzamientos, algunos tripulados, para que entre en operación a finales de 2022 por un periodo estimado de 10 años.

Estación china Tiangong 3
La Tiangong tendrá solo la quinta parte de las dimensiones de la EEI, y muy similar a la MIR que estuvo operativa entre 1986 y 2001, aunque estará dotada de sistemas de alta tecnología que le permitan asegurar largas estancias en el espacio a sus huéspedes.

En cooperación con países europeos ya se alistan investigaciones científicas que se llevarán a cabo en la Estación Espacial China para comprender el impacto de las condiciones en el espacio extraterrestre en el tratamiento de tumores cancerígenos. Así China se consolida a la vanguardia de la carrera espacial.