meteored.cl

NASA estudiará dos "Supertierras" con Telescopio Espacial James Webb

Te invitamos a conocer el enfoque científico que tiene esta nueva investigación y algunas características que se han obtenido de las "Supertierras" que habitan a cincuenta años luz de nuestro hogar.

Exoplaneta, telescopio, satélite
Con esta investigación, la NASA busca respuestas para saber el origen y evolución de exoplanetas rocosos en el Universo.

¿Qué es el Telescopio Espacial James Webb? Es el principal observatorio de ciencia espacial que existe en nuestro planeta. La misión de James Webb es brindar apoyo, como herramienta, para resolver los misterios del Sistema Solar.

Las observaciones del James Webb son lideradas por la Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio (NASA) de Estados Unidos, pero tiene dos socios. Por una parte, la Agencia Espacial Europea (ESA) y, en América, la Agencia Espacial Canadiense (CSA).

Dentro de las investigaciones programadas para James Webb, se encuentra el estudio de dos exoplanetas clasificados como "Supertierras". Este nombre se relaciona a su tamaño y composición. Pero ¿cómo se llaman estas "Supertierras"? La primera, cubierta de lava, fue denominada como "55 Cancri e" y, la segunda, sin aire, fue bautizada como "LHS 3844 b".

Conozcamos a "55 Cancri e"

Con temperaturas superficiales muy por encima del punto de fusión de los típicos minerales formadores de rocas, se cree que el lado diurno del planeta está cubierto de océanos de lava. Cabe mencionar que, los planetas que orbitan tan cerca de su estrella (como el Sol) están bloqueados por mareas, con un lado mirando hacia la estrella en todo momento. Como consecuencia, el punto más caliente del planeta debería ser el que esté más directamente frente a la estrella.

Sin embargo, para " 55 Cancri e" este no es el caso. Las observaciones realizadas por el Telescopio Espacial Spitzer de la NASA sugieren que la región "más caliente" está desplazada de la parte que mira directamente a la estrella. Mientras, la cantidad total de calor detectada en el lado diurno varía.

Tierra, Neptuno, exoplanetas
Ilustración que compara el tamaño de la Tierra y Neptuno con los exoplanetas "55 Cancri e" y "LHS 3844 b". Fuente: NASA, ESA, CSA.

Considerando los análisis de la NASA, una explicación para estas observaciones es que el exoplaneta tiene una atmósfera dinámica que mueve el calor. Es decir, "55 Cancri e" podría estar cubierta por una atmósfera densa, dominada por oxígeno o nitrógeno.

Otra explicación sería que esta "Supertierra" no esté bloqueada por mareas. Más bien, podría ser como el planeta Mercurio, girando tres veces por cada dos órbitas. Como resultado, "55 Cancri e" tendría un ciclo día - noche.

Algo más fresco en "LHS 3844 b"

Esta "Supertierra" brinda la oportunidad única para analizar la roca sólida en la superficie de un exoplaneta. Al igual que "55 Cancri e", "LHS 3844 b" orbita extremadamente cerca de su estrella, completando una revolución en 11 horas. No obstante, debido a que su estrella es más pequeña y fría, este exoplaneta no cuenta con la suficiente temperatura para que su superficie se derrita.

Sumado a ello, las observaciones indican que es poco probable que "LHS 3844 b" tenga una atmósfera sustancial. Aún no se han obtenido imágenes de su superficie, pero la carencia de atmósfera hace posible estudiar esta variable con espectroscopía.

¿De qué trata esto? Los diferentes tipos de roca tienen sus propios espectros. Por ejemplo, el color del granito es más claro que el basalto. Por ende, hay diferencias similares en la luz infrarroja que emiten las rocas.