meteored.cl

Nieve de microplásticos está amenazando el equilibrio de los océanos

El plástico es, por lo general, un material flotante, pero está siendo llevado por la nieve marina a capas más profundas del océano, amenazando el frágil equilibrio de la cadena alimenticia marítima.

Neve de microplásticos está ameaçando o equilíbrio dos oceanos
Con la ayuda de la nieve marina, las partículas de microplásticos en los océanos se están hundiendo, amenazando el frágil equilibrio de la cadena alimenticia del fondo oceánico. Imagen: ECOGIG/NYT.

Cuando se escucha hablar de nieve, la primera imagen que se nos viene a la cabeza son los blancos y suaves copos cayendo del cielo. La 'nieve marina', sin embargo, es muy diferente: se trata de una corriente incesante de residuos y y restos de animales muertos que caen por kilómetros hasta alcanzar las profundidades del océano.

La nieve marina se forma por la actividad natural de los seres vivos en la superficie del mar y está compuesta por fragmentos de plantas, esqueletos de animales, heces, polvo y microorganismos. Su papel es fundamental para el ciclo de la vida y del carbono en los océanos, proporcionando alimento en las capas más profundas de los mares.

Lo que los científicos no esperaban descubrir es que la composición de la nieve marina está cambiando; microplásticos tales como fibras de poliamida, polietileno e PET están dominando la nieve marina, y las consecuencias pueden ser desastrosas.

¿Cómo es posible que el plástico de hunda junto con la nieve marina?

Cada año, decenas de millones de toneladas de plásticos son depositas en los océanos. En un comienzo, los científicos pensaban que el material estaba destinado a flotar en grandes islas o remolinos de basura, pero los descubrimientos más recientes indican que 99,8% del plástico se hundió hacia las profundidades del océano.

Esto ocurre porque el plástico se degrada constantemente, y, tras algunos años, se descompone en pequeñas partículas. Estas partículas, a su vez, son colonizadas por microbios que neutralizan la flotabilidad natural del plástico y lo hacen hundirse.

La nieve marina es la principal conexión entre la superficie y las profundidades del océano, y ella parece estar ayudando al plástico a hundirse.

Pruebas en laboratorio mostraron que todos los tipos de microplásticos son capaces de agregarse a la nieve marina, y que materiales como el polipropileno o el polietileno, que normalmente flotan, se hunden rápidamente cuando se incorporan a la nieve marina. Por si fuera poco, los científicos descubrieron que la nieve marina contaminada con microplásticos se deposita más rápido que la nieve marina natural.

Microplásticos en el océano
Los microplásticos se sumergen en las profundidades más rápidamente cuando están vinculados a la nieve marina.

Un modelo matemático estimó que en 2010 los océanos del mundo produjeron 340 cuatrillones de agregados de nieve marina, capaces de transportar 436 mil toneladas de microplásticos hacia el fondo del mar. Y este número puede estar creciendo.

El impacto del microplástico en la vida marina es incierto, pero ya se ha identificado en animales del fondo oceánico, como el larváceo gigante Bathochordaeus Stygius. Esto significa que el plástico puede estar quebrando el frágil balance de la cadena alimentar oceánica, intacto por miles de años.

De a poco, las investigaciones deben desvendar más detalles sobre el impacto de los microplásticos en el océano. Infelizmente, la inaccesibilidad y la dificultad para obtener muestras del océano profundo son, todavía, un gran problema para los científicos.

Mientras tanto, ¿qué es lo que podemos hacer para minimizar este impacto? La acción más obvia es darle el destino correcto a la basura que producimos. Cuando vayas a la playa, no dejes basura en la arena; recicla el plástico en el día a día; prefiere siempre productos con menos plástico en su composición. Cada pequeña acción que se suma, puede provocar grandes impactos positivos en el medio ambiente.