meteored.cl

Ballenas consumen hasta 3 millones de microplásticos por día

El impacto de la contaminación provocada por la humanidad está sobrepasando todos los límites. Los microplásticos están en prácticamente todos los ecosistemas terrestres; en el agua, en la tierra y también en el aire.

grupo de ballenas alimentándose
Las ballenas abren sus bocas para atrapar una gran cantidad de agua de mar donde se encuentran pequeños peces y minúsculos crustaceos, filtrándolos a través de sus barbas.

Un estudio realizado por un grupo de investigadores pertenecientes a la Universidad de Auckland, Universidad de Leiden y a la Universidad de Exeter descubrieron la extraordinaria cifra, analizando los excrementos de ballenas que habitan en el Golfo de Hauraki, en las proximidades de Auckland, en Nueva Zelanda.

Los investigadores registraron en promedio cinco microplásticos por cucharadita de excremento de ballena analizado. Aunque este número nos parezca pequeño, debemos tener en cuenta que algunas especies de ballenas llegan a excretar 200 litros de heces por vez.

¿Por qué las ballenas están ingiriendo microplásticos?

Si bien las ballenas son los animales más grandes que existen en el planeta, ellas se alimentan principalmente de seres microscópicos: en su mayoría kril. Para esto, utilizan un sistema de filtración donde colocan un volumen gigantezco de agua en sus bocas, el que explusan dejando "apenas el alimento". Los microplásticos que flotan en el océano son filtrados junto al alimento siendo así, finalmente, ingeridos por las ballenas.

A pesar del número ser enorme, solo una pequeña parte de los microplásticos ingeridos por las ballenas está en el agua. El resto, ya es parte de la cadena alimenticia.

En el estudio, se estimó también la cantidad de microplásticos que estos animales ingieren por bocanada: se llegó a la extraordinaria cifra de 25.000 microplásticos a cada bocado. Según indica la Dra. Emma Carroll —autora principal del estudio—, en nota a la Universidad de Auckland, sólo uno de cada mil microplásticos es ingerido directamente desde el agua de mar; en su gran mayoría, los plásticos son parte de la cadena alimentar, habiendo ya sido ingeridos previamente por otros peces, kril o zooplancton.

Segun informaciones obtenidas en una investigación previa sobre estos cetáceos que habitan en Nueva Zelanda, se estimó que estas ballenas consumen más de 100 bocados de comida diariamente, llegando finalmente a la estimativa de que cada ballenas puede llegar a ingerir, en promedio, extraorinarios 3 millones de unidades de este contaminante.

¿Cómo se originan los microplásticos?

Los microplásticos están, muchas veces, imperceptibles en la ropa que utilizamos, los alimentos que ingerimos y en el agua que bebemos. Ellos surgen a partir de la descomposición de productos plásticos más grandes, ya sea por acción mecánica, térmica o fotoquímica. Además de los océanos, hay evidencias de microplásticos en lugares tan inóspitos como la cumbre del monte Everest y otros impensados, como es el caso de placentas humanas.

Según datos de las Naciones Unidas, el equivalente a un camión lleno de plásticos llega al mar por minuto. Toda esta cantidad de material lleva de décadas a cientos de años para degradarse, y se estima que la velocidad con que los plásticos se degradan en el océano es mucho más lenta que sobre la superficie de la tierra. Según indica Geenpeace, más de 100.000 mamíferos marinos y más de un millón de aves mueren cada año producto de la enorme cantidad de plásticos que llega al mar, ya sea por quedar atrapados en ellos o bien por ingerirlos.