meteored.cl

Si sobrevivimos a un desastre nuclear ¿qué podríamos comer?

¿Dónde podríamos encontrar alimentos posterior a un evento de esa magnitud? Toma nota y, quizás, comienza a incluirlos estos alimentos en tus comidas, porque cuentan con múltiples beneficios para nuestra salud.

gusano mopane, plato, tenedor
La mayor variedad de alimentos se encontraría en los bosques tropicales, entre ellos, el gusano mopane.

"El Sol sale todos los días" es una frase típica, ya sea como motivación o para explicar el movimiento de rotación de la Tierra. Pero ¿y si dejáramos de ver la luz del Sol por unos 15 años debido a un desastre nuclear? Definitivamente, la frase tendría un vuelco total.

Como seres humanos tenemos la capacidad de adelantarnos a ciertos hechos, más aún, cuando algunas soluciones están respaldadas por la ciencia. Porque, si sobrevivimos y comenzamos a caminar después de un evento de estas categorías, lo más probable es que encontremos los pastos congelados y las cosechas totalmente inservibles. Los animales herbívoros desaparecerían, por lo que tenemos que olvidarnos de la carne para esas instancias.

¿Qué tendríamos en el "menú principal?

El estudio "Food resilience in a dark catastrophe: A new way of looking at tropical wild edible plants" nos entrega sugerencias de lo que podríamos comer, posterior a una situación tan compleja y tan evidente a la vez. El equipo de investigación sugiere encontrar nuevos cultivos tolerables al frío, la sequía y la sombra. Nos referimos a las plantas comestibles silvestres.

¡Y no serían muchas las opciones! De acuerdo al estudio, sólo tendríamos dos alimentos principales para elegir: la yuca y el gusano mopane. Tranquilidad ¡no te asustes! Hay muchos beneficios que podemos extraer de esta información.

Por ejemplo, el gusano mopane aporta una valiosa nutrición a millones de personas en países como Nambia, Zimbabwe y Sudáfrica. Contiene un alto contenido de proteínas, inclusive, mayor que las carnes rojas.

La mayor variedad de alimentos, después de un desastre nuclear, estaría en los bosques tropicales. Una razón más para fomentar su conservación a nivel mundial.

Dependiendo de donde nos encontremos en África, los gusanos mopane pueden ser considerados como carne de animales silvestres. También, han llegado a las mesas presentados como un "exquisito manjar".

Un dato curioso es que, en realidad ¡no es un gusano! Sino que es una oruga en proceso, para transformarse en una "polilla emperador". Su nombre, se lo debe al árbol "mopane", lugar donde habita, generalmente.

Por su parte, la yuca es una raíz tuberosa que se ha vuelto popular durante los últimos años en nuestro país. Y, probablemente, tengamos que dar gracias por eso. La yuca es un alimento rico en hidratos de carbono complejos.

Posee gran cantidad de vitamina B6 y vitamina C. Y, la mejor noticia ¡con muy poca grasa! para cuidar nuestro sistema cardiovascular. Debido a ello, se recomienda para deportistas y en situaciones que generen desgaste mental.

Yuca
La yuca es originaria de la zona tropical de América del Sur, y se cultiva en varias zonas del mundo en la actualidad. Tiene gran potencial para nutrir la población, si sucediera un invierno nuclear.

Sumado a estos beneficios, la yuca es un alimento fácil de digerir. Por lo cual, puede ser consumido por personas con acidez estomacal, úlcera o gastritis. También se puede incluir en la dieta de una persona celíaca, ya que no contiene gluten.

Las únicas zonas habitables serían los bosques tropicales, pues allí se generaría un clima algo más cálido que el resto del planeta. Y, no sólo eso, también encontraríamos el alimento necesario para sobrevivir. Por ejemplo, hongo ostra silvestre, palmas y picudo rojo, el cual sería otra fuente de proteínas para nuestro cuerpo.