meteored.cl

1000 lagos nuevos en los Alpes suizos por el calentamiento global

El cambio climático ha modificado drásticamente el paisaje de los Alpes Suizos, ¡y a un ritmo más rápido de lo esperado! según reveló un reciente estudio. Te contamos más a continuación.

Alpes Suizos
Los glaciares en los Alpes suizos están desapareciendo rápidamente. Solo el año pasado perdieron el 2% de su volumen.

Un análisis de los glaciares de los Alpes suizos ha mostrado que se han formado 1.200 nuevos lagos en regiones donde existen glaciares desde el fin de la Pequeña Edad del Hielo, que ocurrió, aproximadamente, en 1850. Cerca de mil de ellos aún existen hoy, de acuerdo a lo que indica el estudio publicado por el Instituto Federal Suizo de Ciencia y Tecnología Acuática (Eawag).

Este número es mucho más grande de lo que los investigadores esperaban encontrar cuando el proyecto comenzó, la hipótesis era de unas pocas centenas. "Nos quedamos sorprendidos con la cantidad", afirmó Daniel Odermatt, jefe del Grupo de Detección Remota del Eawag, en una declaración. Odermatt dijo también que hubo una "aceleración acentuada en la formación" que fue sorprendente, resaltando que "se sumaron 180 lagos solo en la última década".

Glaciares alpinos y los lagos

Aunque el mundo cumpliera por completo el Acuerdo de Paris de 2015 -que exige la limitación del calentamiento global a 1,5 ºC- dos tercios de los glaciares alpinos probablemente se perderían, según indica un estudio de la Universidad Técnica (ETH), de Zúrich.

Gracias a una amplia base de datos, los investigadores fueron capaces de hacer un inventario de todos los lagos glaciares de los Alpes Suizos, con información importante que puede ayudar en la prevención de riesgos.

La evaluación del Eawag mostró que hubo un máximo inicial en la formación de los lagos glaciares en los Alpes suizos entre 1946 y 1973, cuando aparecieron casi ocho nuevos por año, aproximadamente. Tras una breve desaceleración, la tasa de formación de los lagos aumentó entre 2006 y 2016, apareciendo de media 18 nuevos lagos por año, mientras que la superficie de agua se expandió más de 400 metros cuadrados anualmente. Esto, según el informe del Eawag, es "una prueba visible del cambio climático en los Alpes".

El extenso inventario fue posible gracias a grandes bases de datos recogidas de los glaciares de Suiza desde mitad del siglo XIX. En total, los investigadores lograron estudiar datos de siete periodos entre 1850 y 2016. Para cada uno de los 1200 lagos formados desde 1850, los investigadores registraron la ubicación, elevación, forma y área en los diferentes periodos, así como el tipo de material de las presas y el drenaje superficial.

En base a estas informaciones básicas, los investigadores pueden estimar los peligros, incluyendo el riesgo de un desbordamiento súbito, en caso de rotura en una de las presas. El Eawag advirtió que el número creciente de los lagos glaciares aumenta el riesgo de eventos de ese tipo y, en consecuencia, también aumenta el peligro de olas de inundación para las comunidades cercanas.