meteored.cl

Misión Microbioma investiga el rol del océano en el cambio climático

Después de navegar durante dos meses, arribó al puerto de Valparaíso el velero científico francés Tara, un laboratorio flotante que busca entender como el océano influye en la mitigación del cambio climático.

El plancton
El plancton es un conjunto de organismos que se desplazan a la deriva en océanos y mares.

El velero científico francés TARA, recaló hace unos días en el puerto de Valparaíso con un equipo de 30 científicos expertos en cambio climático, biología, modelamiento matemático, entre otros, buscando a través de la Misión Microbioma, medir la capacidad de las costas de Chile para absorber CO2 desde la atmósfera, iniciativa organizada por la Fundación Tara, junto al Programa CEODOS, impulsado por centros de excelencia nacionales y el Ministerio de Ciencia, Tecnología, Conocimiento e Innovación.

Su primer objetivo es realizar una evaluación inicial de la diversidad del microbioma, para cuantificar el estado fisiológico de los organismos responsables de la absorción de CO2 y otros gases de efecto invernadero en el océano. Esto se dio a conocer en el Taller “Cooperación Francia-Chile en el océano y cambio climático: Camino a la COP 26”, donde participaron diversas autoridades políticas y científicas.

Durante la sesión discutieron acerca de las acciones que realiza el velero Tara en Valparaíso y el resto del litoral, buscando acuerdos que logren contribuir a la mitigación del cambio climático, en miras a la próxima Conferencia de las Naciones Unidas para el cambio climático (COP 26), que se hará a principios de noviembre en Escocia.

El océano puede convertirse en un gran aliado para el combate al cambio climático y calentamiento global. Debe ser protegido para que pueda cumplir su papel de regulador climático.

“El diálogo fue el primer paso para avanzar en el conocimiento sobre cómo proteger el océano; para que pueda cumplir su función de regulador climático y sumidero de carbono, señalo Waldemar Coutts, director de Medio Ambiente y Asuntos Marítimos del Ministerio de Relaciones Exteriores. Además afirmo que “es tiempo de dejar de percibir al océano como víctima del cambio climático, para impulsarlo como la llave para su solución”, declaró.

Como nace la iniciativa

En septiembre de 2019, el Informe especial sobre los Océanos y la Criósfera (SROC), elaborado por el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático”(IPCC), estableció una correlación entre el cambio climático y la capacidad del océano para continuar almacenando carbono, producir oxígeno y apoyar la biodiversidad.

fondo océano
El océano debe ser protegido para que cumpla su papel de regulador climático.

Con esta analogía nace la Misión Microbioma, buscando instalar la discusión sobre el conjunto océano-biodiversidad-clima y dar una perspectiva desde una expedición a la discusión político científica necesaria para abordar decisiones internacionales.

“Tara busca entender esta relación entre el microbioma del océano, y que en la toma de decisiones políticas tengamos bases científicas para actuar”, enfatiza Alejandro Maass, director del Centro de Modelamiento Matemático (CMM) y co-coordinador de la misión en Chile. Desde ahí nace esta campaña destinada a responder las principales preguntas relacionadas al cambio climático y la productividad de nuestros mares.

Acerca de la expedición

El velero Tara zarpó desde el puerto de Lorient, en Francia, rumbo a Chile a finales del año pasado y su primera recalada para recoger muestreo fue Punta Arenas.

Nuestro país fue escogido porque “presenta un gradiente único y extraordinariamente completo de los ecosistemas planctónicos, en diversas temperaturas y biomas” señaló André Abreu, director de Políticas Internacionales de la Fundación Tara Ocean. Esto, según el miembro de Fundación Tara, posibilita un estudio muy completo sobre este microbioma oceánico, que es uno de los aspectos más importantes en el estudio del cambio climático en el mar”.

Otro motivo importante por lo que se decidió investigar el microbioma del mar, apunta a la colaboración de distintos centros de investigación que participan de manera interdisciplinaria. “Chile tiene la potencia científica instalada para integrar con esta propuesta de Tara, que es compleja: con genómica, metagenómica, big data analysis, modelización matemática, inteligencia artificial, entre otros”, afirmó Abreu.

La expedición seguirá su recorrido investigando el microbioma marino por las costas de Chile. Luego de Valparaíso, pasará por Iquique para continuar hacia el Canal de Panamá. Durante los próximos dos años, recorrerá las costas del Atlántico Sur, la Antártida y la costa oeste de África, para finalmente retornar a Francia; su punto de partida, y entregar los resultados que podrían dar nuevas pistas para frenar el cambio climático.