Sin querer queriendo: descubren “isla más al norte del mundo”

Un grupo de científicos asegura haber descubierto, por casualidad, lo que creen ser la isla más septentrional del planeta, cerca a la costa de Groenlandia. Te contamos más al respecto.

La isla más al norte del planeta
Esta imagen, de la Expedição Leister, muestra una pequeña isla que los científicos creen sea el punto más septentrional del mundo. Fuente: Julian Charriere/Reuters.

El julio recién pasado, un grupo de científicos dinamarqueses y suizos volaron hacia la región que pensaban era la isla de Oodaaq (conocida desde 1978), apenas para recolectar muestras vinculadas a una investigación científica financiada por la Fundación Leister. Sin embargo, al corroborar su localización exacta, con el funcionario dinamarqués responsable por el registro de las islas del Ártico, fue que notaron que estaban en otra isla, ubicada geográficamente a 780 metros a noroeste. Esta isla de 60 x 30 metros sería el punto más cercano al Polo Norte, según indican los científicos.

Un descubrimiento accidental

"Todos quedaron felices cuando encontramos lo que creíamos que era la isla de Oodaaq", dijo la emprendedora suiça Christiane Leister, creadora de la Fundación Leister, que financió la expedición. "Es algo parecido a lo que ocurría con los exploradores de antiguamente, que pensaban que habían llegado a un determinado lugar, cuando en realidad encontraron un lugar totalmente diferente".

Trás la expedición, y luego de muchas discusiones con especialistas en el tema, los científicos notaron que habían descubierto la isla más septentrional del mundo, por accidente.

"Queríamos, entre muchas otras cosas, visitar la isla de Oodaaq, que anteriormente era conocida como la isla más septentrional", dijo el coordinador de la expedición científica, Morten Rasch, -investigador de la Estación Ártica en Groenlandia, vinculada a la Universidad de Copenhague- a la BBC. Rash asegura que su equipo "pretendía recoger muestras de la isla, buscando nuevas especies adaptadas a la vida en un ambiente tan extremo".

"Éramos seis en un pequeño helicóptero, y cuando llegamos a la posición de la isla de Oodaaq, no la pudimos encontrar", dijo, recordando que los mapas son poco precisos en esa parte del mundo. "Entonces, comenzamos a buscarla. Después de algunos minutos muy emocionantes, aterrizamos en un extraño montón de lodo sin vegetación, con depósitos de grava y rodeados de hielo marino por todos lados; un lugar poco amigable".

Tras finalizar la expedición y luego de muchas discusiones con peritos en la materia, Rasch y el resto del equipo notaron que, por accidente, habían descubierto la isla más septentrional del planeta. Ahora, los científicos pretenden que la isla pase a ser designada como Qeqertaq Avannarleq, que significa "la isla más al norte" en el dialecto hablado en Groenlandia.

¿Cumple con los requisitos para ser considerada una isla?

La pequeña isla, que mide de cerca de 30 metros de diámetro, tiene un monte de cerca de tres metros, formada por lodo del fondo marino, con rocas y piedras dejadas atrás por el movimiento de glaciares. De acuerdo con los científicos, aunque la nueva isla haya sido expuesta por el desplazamiento de la capa de hielo, su aparecimiento no es una consecuencia directa del calentamiento global.

glaciar
Acumulación de detritos causadas por el deshielo de los glaciares. Glaciar Pío XI, también conocido como Glaciar Brüggen.

Rene Forsberg, profesor y director de geodinámica del Instituto Espacial Nacional de Dinamarca, dijo que el área norte de Groenlandia tiene uno de los hielos marinos polares más espesos. A pesar de eso, el profesor Forsberg comenta que en la actualidad tiene entre 2 a 3 metros, una espesura menor en comparación a los 4 metros que tenía cuando visitó la región por la primera vez, como parte de la expedición que descubrió Oodaaq en 1978.

Una isla necesita permanecer sobre el nivel del mar durante la marea alta, y en la región del Ártico esto no siempre ocurre. "Este territorio atiende los criterios para ser considerada una isla. Esta es actualmente la tierra más septentrional del mundo", dijo Forsberg. Él cree improbable que Dinamarca altere su revindique el territorio al norte de Groenlandia, porque "estas islas pequeñas, así como aparecen, se van".

Groenlandia es un vasto territorio ártico autónomo que pertenece a Dinamarca, rico en minerales e innúmeros glaciares. Es también sede de varios centros de investigación ambiental y climático.