meteored.cl

Las plantas son más inteligente de lo que pensamos

Nuevos descubrimientos demuestran que las plantas son mucho más inteligentes de lo que creíamos. De hecho, una planta es capaz de realizar acciones que usualmente está asociadas a los animales o al ser humano.

Plantas de diversos tipos
Las plantas tiene incontables habilidades: son capaces de creas sus propias estrategias de sobreviviencia e incluso comunicarse con sus pares.

Las plantas tienen capacidades extraordinarias. La ciencia ha demostrado que ellas pueden notar señales eléctricos, de temperatura, fuerzas electromagnéticas, de metales pesados, de agentes patógenos, de la gravedad entre muchos más.

Uno de los autores más destacados a nivel internacional en neurobiología vegetal, Stefano Mancuso, asegura que las plantas tienen cerebro, que poseen una corriente electromagnética, que duermen, se comunican y construyen sus propias estrategias de sobrevivencia. Serían varias los motivos para considerar las plantas como seres inteligentes.

Las plantas se comunican mediante aromas

En primer lugar, las plantas se comunican a través de los aromas —compuestos orgánicos movidos por el aire. Los aromas son captados por determinadas partes de una misma planta, o por otras en las proximidades, haciendo con que reaccionen entre ella o modifiquen sus defensas.

Por ejemplo, cuando un insecto come una hoja, recibirá un alerta de la planta, haciendo con que las hojas cercanas noten y actúen para alejar el insecto, o para atraer predadores, como pájaros o avispas.

Algunas plantas utilizan dialectos para comunicarse

Las Artemisias Vulgaris, comúnmente conocidas como artemisas —utilizadas por sus propiedades medicinales para aliviar cólicas menstruales y calmar la ansiedad— son reconocidas por la capacidad de comunicarse a través de dialectos regionales.

Rick Karban, profesor de la Universidad de California, descubrió que sus arbustos eran eficaces en la comunicación con las plantas vecinas. En una investigación científica, se probó la capacidad de comunicación de las artemisas situadas a más de 200 km de distancia, y verificaron que los dialectos de estas plantas eran claramente diferentes, con consecuencias en la capacidad de crecimiento de las mismas.

Plantas que logran asociar sonidos a las fuentes de luz

El cientista ruso Ivan Pavlov descubrió que sus perros aprendieron a asociar la llegada de su comida al sonido de una campanilla: Pavlov tocaba siempre la campanilla antes de servirles su alimento, y los animales se acercaban producto de sonido.

plantas; luz
Las plantas de arvejas tienen la capacidad de detectar fuentes de luz y agua.

Recientemente, en la University of Western Australia, la doctora Monica Gagliano, realizó una prueba parecida con las arvejas, y descubrió que las plantas tienen el mismo tipo de comportamiento ante una fuente de luz.

Las plantas se comunican a través de las raíces

Un otro aspecto interesante se asocia al hecho de que las plantas son capaces de comunicarse mediante substancias emitidas por las raíces, o por las fragancias de sus hojas. Cuando las plantas se organizan en filas, con varias raíces compartidas, las evidencias científicas dicen que pueden intercambiar "murmuros chinos"

Así, las plantas pueden repasar un mensaje desde la primera raíz de una planta, hasta la última planta de la misma fila. Al recordar el mensaje transmitido, pueden actuar en caso de necesidad.

Árboles que alimentan a sus semejantes

Que los árboles compartan nutrientes es algo común, y mucho más natural entre familiares. Los árboles comúnmente están conectados a través de una red de hongos subterráneos, mediante un sistema simbiótico, que une las raíces de los árboles. Esta asociación entre hongos y raíces de ciertas plantas de denomina de micorriza.

simbiosis; hongos; árboles
Los árboles y los hongos tienen una relación simbiótica.

Para Suzanne Simard, especialista en ciencia de las plantas, este proceso puede ser designado como “wood wide web”, ya que los árboles transmiten informaciones y nutrientes via microrriza. Y lo más curioso en este proceso es que los árboles pueden reconocer sus parientes y enviar más carbono, en comparación a lo que envían a otros árboles no relacionados directamente con ellos.

El doctor Brian Pickles, de la Universidad de Reading, identificó estas evidencias mediante la conexión entre suelos de bosques ricos en hongos, y en aquellos que no compartían ninguna conexión. Notó algunas diferencias, aunque no muy significativas.

Las plantas también tienen sentimientos

Es muy probable que tengas escuchado decir que debemos hablar con las plantas, porque así ellas sobreviven o crecen más rápido, y este hecho ha sido realmente comprobado por la ciencia. Las plantas no cuentan con cerebros, pero pueden hacer muchas cosas parecidas a las que nosotros los humanos hacemos, gracias a nuestro cerebro y órganos sensoriales.

Las plantas pueden notar muchas informaciones sobre la luz, la química de los olores o de la vibración de los sonidos. Las plantas son mucho más perceptivas sobre lo que ocurre en el ambiente que las rodea de lo que nosotros creemos. Por ejemplo, pueden identificar depredadores herbívoros que atacan las hojas.

De hecho, las plantas poseen una inteligencia sobre lo normal. Al ser cuestionado sobre la relevancia de los 5 sentidos también en las plantas, el Prof. Rick Karban fue perentorio y afirma que las plantas tienen 5 sentidos y algo más.