Meteorito encontrado en el Sahara es más antiguo que la Tierra

Un objeto descubierto en un mar de arena del sur de Argelia habría sido parte de un planeta en formación. Las características de este meteorito pueden ayudar a entender mejor el proceso de formación de planetas en el Sistema Solar.

asteroide; meteorito; meteoro; meteoroide
Meteorito es el nombre que se le da a toda roca que proviene del espacio, que haya chocado con nuestro planeta y que se encuentre en su superficie.

La roca volcánica más antigua descubierta por la humanidad podría ayudarnos a entender las etapas de formación de los planetas. El análisis de radioactividad de los isótopos de aluminio y magnesio, de este meteorito, reveló que estos minerales se cristalizaron hace unos 4,56 mil millones de años, datando el meteorito encontrado en el desierto del Sahara en 2020 como más antiguo que nuestro planeta —que tiene aproximadamente 4,54 mil millones de años.

Jean-Alix Barrat, investigador principal del estudio publicado este mes en la revista PNAS, de la Université de Bretagne Occidentale, trabaja con meteoritos hace más de 20 años, y aseguró que este es el más impresionante que ya haya visto. Cuando el científico y sus colaboradores analizaron el Erg Chech 002 —bautizado así en homenaje al local donde fue descubierto, dentro del mar de arena Erg Checheno, cerca de Bir Ben Takoul, en el sur de Argelia— notaron que este meteorito era diferente de todos lo que ya han sido localizados.

¿El motivo? Este meteorito está compuesto por andesita, un tipo de roca que, en la Tierra, se encuentra principalmente en zonas de subducción (áreas donde las placas tectónicas chocan y una de ellas es empujada por debajo de la otra), y es muy raro en meteoritos. La mayor parte de los meteoritos encontrados en nuestro planeta están formados por basalto —otro tipo de roca volcánica. El análisis de la composición química del Erg Chech 002 mostró que este ya fue fundido y solidificado hace 4,6 millones de años.

Esto significa que se formó, probablemente, a partir de un volcán y fue parte de un protoplaneta —un planeta que estaba en formación— cuando el Sistema Solar tenía aproximadamente unos 2 millones de años.

¿Por qué se considera una reliquia de los comienzos del Sistema Solar?

Cuando fue descubierto, en mayo del año pasado, este objeto fue inicialmente clasificado como acondrita, un meteorito formado, por lo que parece ser, material volcánico originado de un cuerpo que sufrió derretimiento interno, para diferenciar el núcleo de la corteza —un protoplaneta.

Cuando el equipo comparó las características espectrales del EC 002 con las de asteroides, no se encontró nada parecido con él, lo que lo hace ser una auténtica reliquia, dada su extraordinaria raridad.

Como los acondrita son bastante comunes en el Sistema Solar, es posible que la formación de protoplanetas con corteza de andesita también sea común. Sin embargo, cuando los investigadores compararon las características espectrales del EC 002 —esto es, como interactúa con la luz— con las características espectrales de asteroides, no se encontró combinación alguna.

El EC 002 es considerado una reliquia de los primordios del Sistema Solar, dado que ningún asteroide o meteorito conocido se parece con él, lo que indica qué tan raro es este descubrimiento, y cómo, probablemente, estas rocas ya no existen.

El análisis de los investigadores mostró que el magma que forma el EC 002 llevó al menos 100.000 años en enfriar y solidificarse tras derretirse, lo que puede puede ser un indicio de que fue extraordinariamente viscoso. Ellos llegaron a la conclusión de que un estudio más profundo de este objeto del Sistema Solar primitivo ayudará a encontrar más pistas sobre la formación de los planetas en nuestro Sistema Solar.