meteored.cl

Noches más cálidas afectarán a la flora y fauna mundial

Un reciente estudio sobre las temperaturas, nubosidad y precipitación alrededor del mundo encontró que las noches se han calentado más que los días. Estos hallazgos tienen implicaciones para la vida, comentan los científicos.

Bosque; amanecer; bruma
El cambio climático afecta más a las temperaturas nocturnas que a las temperaturas diurnas.

El calentamiento global está influenciando a las temperaturas diurnas y nocturnas de forma diferente -un mayor calentamiento nocturno está siendo más común que el calentamiento diurno alrededor del mundo, según indica una investigación recientemente publicada.

Investigadores de la Universidad de Exeter examinaron las tendencias de calentamiento a nivel mundial entre 1983 y 2017, observando registros horarios de temperatura, cobertura nubosa, humedad específica y precipitación.

Encontraron una diferencia en la media anual de temperatura de más de 0,25 ºC entre el calentamiento diurno y nocturno en más de la mitad de la superficie terrestre del planeta. Los días se calentaron más rápidamente en algunos lugares, y las noches lo hicieron en otras -pero el área total de calentamiento nocturno desproporcionalmente mayor fue más de dos veces más grande que el del día.

El estudio muestra que este efecto, denominado por los investigadores de "asimetría de calentamiento", está directamente relacionado a los cambios en la cobertura nubosa.

El aumento en la cantidad de nubes enfría la superficie durante el día, y retiene más valor durante la noche, llevando a un calentamiento nocturno más grande. Por otro lado, la disminución en la cobertura nubosa permite que la superficie se caliente más durante el día, pero ese calentamiento se pierde durante la noche.

Impactos en la naturaleza

El calentamiento asimétrico tiene implicaciones potencialmente significativas para el mundo natural, particularmente para la vida silvestre que solo está activa durante la noche o apenas con luz de día, según el autor principal del estudio, el Dr. Daniel Cox, del Instituto de Medio Ambiente y Sustentabilidad en el campus Penryn de la Universidad de Exeter, en Cornwall, sudoeste de Inglaterra. En redes sociales, el Dr. Cox compartió el estudio recientemente publicado en la revista Global Change Biology, antes de tuitear: "Nuestro reciente artículo muestra que más del doble del área de tierra a nivel global ha experimentado un calentamiento nocturno mayor que el diurno, está atrayendo buena atención de los medios".

"Hemos encontrado que el mayor calentamiento nocturno está asociado a un clima cada vez más húmedo, y esto ha mostrado tener consecuencias importantes para el crecimiento de las plantas y en cómo las especies, tales como insectos y mamíferos, interactúan", complementa.

En las plantas, se espera que el aumento del mínimo en las temperaturas nocturnas afecte la asimilación y el consumo de carbono, debido a que la mayor parte de la fotosíntesis ocurre durante el día y es más sensible a las temperaturas máximas, encontró la investigación.

En los animales, mayores temperaturas durante el día conllevan a condiciones más secas, combinadas a niveles más elevados de calentamiento, los cuales aumentan la vulnerabilidad de las especies al estrés térmico y deshidratación, según indica Cox. Las especies tropicales son más vulnerables a pequeñas elevaciones de temperaturas, pues han evolucionado en condiciones climáticas relativamente constantes y estables, y viven más cerca de su temperatura óptima, anotaron los investigadores.