meteored.cl

Estaciones del año: ¿cuándo y a qué hora llegará la nueva primavera?

Al contrario de lo que muchos establecen, la nueva estación no se estrenará este 21 de septiembre. Además, te aclaramos el origen de las estaciones del año que no tienen mucha relación con eso que el Sol se encuentra más lejos o más cerca de la Tierra.

alameda de árboles con flores
La primavera se caracteriza por el retorno progresivo de las altas temperaturas; los árboles 'despiertan' de su sueño invernal, y las calles se llenan de los colores.

¡Bienvenida! Este jueves 22 de septiembre se instala con nosotros la nueva primavera 2022. A las 22:04 h de Chile (20:04 h de Rapa Nui) se producirá el equinoccio en una jornada en que el día y la noche tendrán la misma duración en todo el planeta.

La primavera es una época de transición, por lo que en el ámbito meteorológico podemos pasar de días invernales a otros veraniegos sin mayores preámbulos. La nueva estación nos acompañará hasta el 21 de diciembre.

Durante los equinoccios, que ocurren en septiembre y marzo, toda la Tierra recibe luz solar de manera uniforme. Así, el día y la noche duran exactamente 12 horas en todos los puntos del planeta, apenas dos veces por año.

“Las estaciones del año se originan por la inclinación del eje de rotación de la Tierra con respecto al plano en que nuestro planeta gira alrededor del Sol”, explica Constanza Yovaniniz, astrónoma del Planetario de la Universidad de Santiago de Chile (Usach).

No es que la Tierra esté más lejos o más cerca del Sol. De hecho, lo mejor para sacarnos esa idea de la cabeza es pensar que cuando nosotros estamos en verano (hemisferio sur), en el hemisferio norte están en invierno”, aclara la científica.

La Tierra en movimiento

Aunque existen otros, la vida en la Tierra se rige por dos movimientos principales de nuestro planeta: rotación y traslación. La rotación es el movimiento que efectúa la Tierra sobre sí misma en un eje imaginario que la traza de polo a polo. Esta circulación, que va de Oeste a Este, dura 24 horas dando origen al día y la noche. La traslación permite que la Tierra gire alrededor del Sol, vuelta que dura 365 días, 5 horas y 47 minutos; o sea, un año.

Aquí nos centraremos en el movimiento de traslación, cuya órbita es elíptica en una extensión de 930 millones de kilómetros, la cual nuestro planeta recorre a una velocidad promedio de 107.000 kilómetros por hora.

“La eclíptica es el plano en que nuestro planeta se está moviendo alrededor del Sol. Aquí llegamos al punto, porque el eje de rotación de la Tierra está inclinado 23,5° con respecto a la eclíptica. Entonces, la Tierra no está parada derecha girando alrededor del Sol, sino que está algo inclinada. Esa inclinación hace que un hemisferio del planeta apunte hacia el Sol y el otro, en la dirección contraria, hacia afuera”, describe la astrónoma.

El eje de inclinación de nuestro planeta el que determina las estaciones del año.

El solsticio (Sol quieto en latín) ocurre dos veces al año (junio y diciembre) y marca la entrada tanto del verano como del invierno. El equinoccio (noche igual en latín) se produce cuando el Sol se encuentra sobre la Línea del Ecuador (marzo y septiembre), por lo que el día y la noche tienen la misma duración en ambos hemisferios dando paso tanto al otoño como a la primavera.