meteored.cl

Más de la mitad de los GEI son emitidos por sólo 25 megaciudades

Dentro de las megaciudades que se encuentran bajo esta situación están Shangai y Tokio. Además, en Europa y Estados Unidos hay ciudades con emisiones per cápita más altas que en áreas en desarrollo. A continuación, te contamos más detalles.

Hombre tapándose la nariz por contaminación
Si no se toman medidas drásticas, la temperatura global podría incrementar hasta 3 °C sobre el valor normal a fines de siglo XXI.

Para comenzar este artículo, recordemos un poco. En el año 2015 fueron 170 los países que se comprometieron con el Acuerdo de París. El objetivo de esta instancia fue limitar el incremento medio de la temperatura global a 1,5 °C sobre el valor normal. No obstante, el informe publicado por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) en el año 2020, revela que sin acciones drásticas para mitigar la crisis climática, vamos directo a un aumento de temperatura de hasta 3 °C para fines del siglo XXI.

Una reciente investigación, publicada en la revista Frontiers in Sustainable Cities, tuvo el objetivo de analizar y monitorear la efectividad de las políticas relacionadas a la reducción de Gases de Efecto Invernadero (GEI). Dichas políticas han sido implementadas, o están en desarrollo, por 167 ciudades alrededor del planeta.

En primer lugar se observa que las ciudades son responsables de más del 70% de las emisiones de GEI, compartiendo la gran responsabilidad de lograr descarbonizar la economía global. En segundo lugar, hay una arista que dificulta la evaluación y comparación de las medidas adoptadas por las ciudades: los método de inventarios actuales. Esta situación se debe a que estas gestiones varían a nivel mundial.

¿Qué ocurre con la neutralidad del carbono?

De las 167 ciudades estudiadas, 25 suman el 52% del total de emisiones de GEI urbanas. Además, ciudades de Estados Unidos, Australia y Europa tenían emisiones per cápita considerablemente más altas que ciudades ubicadas en áreas en desarrollo. Respecto a las principales fuentes de emisión, lideran la energía estacionaria y el transporte.

Durante el período de investigación, de las 42 ciudades que tenían datos rastreables de series de tiempo, 30 fueron capaces de disminuir las emisiones anuales de GEI. Sin embargo, varias registraron un aumento asociado a esta situación. Se destaca que sólo 40 ciudades han establecido objetivos de neutralidad de carbono, mientras que 113 han establecido diferentes tipos de metas de reducción de emisiones de GEI.

Por su parte, son las megaciudades de Asia las mayores emisoras. Entre ellas se encuentran Shanghai, en China, y Tokio, en Japón. Es importante mencionar que varios países desarrollados subcontratan cadena de producción, con alto contenido de carbono, a China. Por ende, incrementan drásticamente las emisiones relacionadas con las exportaciones en ese país.

Cabe señalar que las emisiones de la quema de combustible y el uso de electricidad en edificios residenciales, institucionales, comerciales e industriales contribuyeron hasta en un 80% de las emisiones totales en las ciudades de Europa y América del Norte. Una de las recomendaciones políticas, mencionadas en la investigación, es que las ciudades deben establecer objetivos de mitigación más ambiciosos y simples de rastrear.